Art.Nº9: La Majestuosa Torre de los Velasco

     La torre, palabra que al escucharla nos lleva a imaginar una arquitectura fuerte, sólida, impenetrable, pétrea, que inevitablemente nos transporta a otra época. Son muchas las torres que han llegado a nuestros días, en mejor o en peor estado, pero ahí están, dando fe de que muchas de ellas fueron construidas con el objetivo de ser indestructibles.

     Cuando empecé a documentarme sobre las torres para poder escribir este artículo, hubo una frase que me llamó tremendamente la atención:

”Las torres son pasajeras, su objetivo era defender, y la paz llegaría algún día”

     Es cierto que muchas veces nos empeñados en salvar edificios o reliquias arquitectónicas que llegan a duras penas a nuestros días, pero, ¿con qué objetivo? hay que encontrarles una razón de ser, estas construcciones se construyeron con una finalidad, ¿no es cruel transformar una nave industrial acostumbrada a la actividad laboral en un tranquilo museo?, ¿no es injusto convertir edificios que en su día cumplieron una función indispensable para la sociedad de sus días en un mero ornamento para la sociedad actual? Demasiadas veces transformamos estas joyas en objetos vacíos o monumentos con el simple objetivo de admirarlos,  por el simple hecho de que nos apetece verlas allí, hacerlas inmortales. Al igual que el ser humano muere, ¿no deben los edificios morir?, ¿deberíamos obligarlos a vivir cuando ya han cumplido su propósito?, ¿cuando ya han perdido la razón de existir?, ¿no deberíamos dejarlos descansar una vez que hayan cumplido su deber?

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

     Soy la primera que día tras día se hace estas preguntas, ya que cuando descubro una construcción así, la única idea que ronda mi cabeza es la de salvar, rehabilitar y reconstruir todos los edificios abandonados con valor patrimonial que descansa en algún remoto lugar desvaneciéndose día tras día hasta llegar al punto de desaparecer. No me gusta la sensación de pensar que han existido miles de edificios y ciudades magnificas que han desaparecido sin haber constancia de ellas. Pensándolo fríamente, creo que es irreal e inviable rehabilitar todos los edificios abandonados, ya que las necesidades de la sociedad actual han cambiado. Como todo en la vida hay que aprender a decir adiós, es ley de vida, y duele, pero decir adiós no tiene porque ser un sinónimo de olvidar, como muchas veces se cree.

     Toda edificación merece un pequeño homenaje antes de desaparecer, no estaría nada mal que cada edificio contará con un pequeño dossier de fotos, con su respectiva historia y sus respectivas características constructivas, un dossier que verifique su existencia y que nos dé la oportunidad de aprender de él, creando así un pequeño inventario de cada lugar antes de destruir, abandonar y olvidar. Y os aseguro que esta labor no es ni irreal, ni inviable, ni imposible, simplemente se necesitan ganas y empeño para evitar que grandes obras arquitectónicas no caigan en el olvido…

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

     La torre, arquitectura que originariamente fue creada únicamente con fines militares, va perdiendo en la Baja Edad Media (XI-XV) su función exclusivamente defensiva para convertirse, a partir del siglo XIV, en un elemento para la defensa de la economía de la explotación rural que a la vez cumplía con la función de vivienda y establo.

     El siglo XV es un siglo de prosperidad económica que elige a la torre como su máximo exponente, es por ello, que en esta época, su construcción se multiplica por toda la península ibérica.  Una torre significaba poder, fuerza y riqueza, ya que esta tipología arquitectónica cumplía con eficacia su labor de defender los intereses particulares de su señor. A pesar de no ser una arquitectura al alcance de cualquiera, su abundancia demostraba el gran poderío económico que reinaba en aquella época.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torres9- Tor

     En el norte de la provincia de Burgos, concretamente en la segunda mitad de siglo XIV, las luchas entre linajes eran abundantes, luchas en las que los Velasco participaron de manera activa. Esta compleja situación supuso una construcción masiva de torres. En el siglo XV la tensión y los conflictos bélicos aún abundaban y es concretamente en este contexto donde debemos situar la torre de los Velasco de Espinosa de los Monteros, ya que esta población cuenta con una cantidad desorbitada de torres que fueron construidas debido a las continuas tensiones entre los diferentes linajes y al incansable empeño con el que sus habitantes trataron de demostrar el prestigio y la riqueza de Espinosa de los Monteros.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFichas Té

     La torre de los Velasco se encuentra en un pequeño cerro situado a las orillas del río Trueba. Como es de esperar en una edificación de estas características, su situación no se eligió al azar, fue elegida con sumo cuidado, pues entre el río, elemento complementario de defensa, y la torre pasaba el viejo Camino de Santiago, actualmente más conocido como el Camino Olvidado de Santiago, siendo uno de sus objetivos la vigilancia y el control del mismo.

     La orientación también era un factor muy importante debido al frío clima de la provincia. En este caso, uno de los ángulos de la torre está orientado al norte con el objetivo de sortear el viento y aprovechar al máximo las horas de sol.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 Torres9- Tor

     Como se puede apreciar en la imagen anterior, el complejo de la torre esta compuesto por dos cuerpos yuxtapuestos, lo que nos lleva a la conclusión de que el complejo de la torre se construyó en diferentes fases.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

FASE I: Primera mitad del siglo XV

     Los gruesos muros de piedra de la torre construida en la primera fase aún se conservan dignos en su totalidad, lo cual nos permite hacernos perfectamente a la idea de la grandeza de la que gozó en sus días de gloria. Debido a su carácter militar, la torre cuenta con una arquitectura más bien sobria, de estilo gótico-renacentista, donde la ornamentación aparece únicamente reflejada en forma de vanos y blasones.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

      Como era propio de las torres burgalesas, la base de la torre es rectangular, en este caso de 19m de largo por 10m de ancho, y mide aproximadamente 20m de altura. Los muros de carga perimetrales de 1.40m de grosor, están construidos mediante sillería arenisca de buena factura, la cual se extraía en los alrededores de Espinosa de los Monteros. Los sillares están unidos entre sí mediante mortero de cal, obteniendo como resultado un aparejo muy cuidado propio de la época en la que se erigió la torre. Por otro lado, es necesario mencionar que el grosor del muro se mantiene constante en sus 20m de altura, lo cual es sin duda símbolo de calidad y fortaleza.

Patín de entrada

     El ingreso a la torre está situado en la fachada sureste. La entrada siempre ha sido el punto débil de las torres por excelencia y cada torre trataba de solucionar esta debilidad mediante diferentes métodos. Algunas torres tenían el ingreso a ras de suelo y otras se valían de un patín anexo a la edificación para poder acceder a la torre por el primer piso. Sin embargo, la torre de los Velasco de Espinosa contaba con dos entradas, una a ras de suelo y otra en la planta primera; ambas protegidas por un patín de sillería de arenisca que hacía de vestíbulo de ambas puertas, dándoles un grado de seguridad superior.

     El carácter del patín es meramente defensivo y su objetivo principal era el de proteger las dos puertas de la torre. En este patín pueden diferenciarse dos volúmenes, uno el correspondiente a la pequeña torre que da acceso a las dos puertas de entrada y el otro al tramo de escaleras que asciende hasta la puerta de la planta primera.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

     Si nos centramos en la pequeña torre, veremos que está compuesta por dos plantas. La planta baja cuenta con una puerta dispuesta de manera perpendicular a la entrada de la torre para evitar así los ataques directos a la puerta interior. Asimismo, esta entrada tiene a ambos lados una saetera para el control de la misma y cabe decir que gracias al patín se dotaba a la torre de doble puerta, lo cual dificultaba considerablemente el acceso a la misma.

     Una vez atravesada la puerta del patín, se accede a un pequeño vestíbulo repleto de saeteras y una aspillera donde se encuentra la entrada de la planta baja de la torre. Tanto la puerta del patín, como la puerta de la torre están realizadas mediante un arco escarzano estructural decorado en su cara exterior mediante un arco ojival realizado mediante grandes dovelas excelentemente talladas.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

     Si ascendemos por el tramo de escaleras nos topamos con el mismo esquema descrito en la planta baja; es decir, una puerta situada en un plano perpendicular a la de la entrada de la torre que cuenta con una saetera a ambos lados para proteger el acceso. Las dos puertas, idénticas a las de la planta inferior, están también realizadas mediante un arco escarzano de carga con un arco ojival en su cara exterior.

     El forjado de madera que permitía acceder a la puerta principal de la torre ha desaparecido por completo, así como la cubierta que cubría esta zona. Sin embargo, las almenas que remataban la pequeña torre siguen en pie, y como no, con un gran número de saeteras defensivas.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

      A pesar de que ninguna de las cuatro puertas de madera nombradas anteriormente haya llegado a nuestros días, aún puede verse que contaban con un sistema de trabadera para poder cerrar la puerta desde el interior.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

Interior de la torre

     Es necesario entrar dentro para verificar que la torre contaba con una estructura interior de madera empotrada en los muros perimetrales de piedra. Actualmente ha desaparecido casi en su totalidad, de hecho, el único recuerdo que nos queda de ella son los mechinales o huecos que pueden verse en la cara interior de los muros pétreos. Gracias a éstos, podemos ver que la torre tenía cuatro plantas.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

     En la zona suroeste de la torre se encontraba una escalera de madera de dos tramos con descansillo que conectaba las diferentes plantas de la torre. Hoy en día, es posible situarla en este lugar debido a que es la única zona de toda la torre que contaba con una entreplanta. De nuevo son los mechinales los que nos ayudan a imaginarnos la estructura interior del complejo.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Las plantas principales gozaban de gran altura, es por ello, que contaban con pequeñas plataformas situadas a media altura a las que se accedía mediante escaleras secundarias. Estas plataformas se distribuían de manera diferente en cada una de las plantas, siendo posible ubicarlas debido a que muchas de ellas contaban con ventanas que nos indican donde se encontraban.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

La vida en la torre

     Las torres solían encontrarse alejadas de la ciudad y no eran precisamente cómodas para vivir debido a su arquitectura vertical. Es difícil descifrar la utilidad exacta que se dio a cada una de las plantas, pero nos podemos hacer a la idea debido a que este tipo de arquitectura seguía un esquema genérico en todas las torres.

     La planta baja estaba destinada sobre todo al almacén de la torre. En las guerras banderizas, cuando se atacaba una torre de este calibre, lo que los enemigos trataban de hacer era asediar la torre, es decir, aislarla del mundo exterior hasta que los del interior se quedaran sin provisiones y se vieran obligados a salir. Por eso era tan importante la planta baja de la torre, porque en esta zona se almacenaban grandes cantidades de comida y agua para poder sobrevivir el máximo tiempo posible en tiempos de conflicto. Esta zona también solía utilizarse a modo de cuadra o caballeriza, pero es improbable que en esta torre se utilizara para dicho fin debido a la pequeña dimensión de las puertas de acceso a esta planta.

     La planta primera o sala era la más pública de la torre y cómo no, la más grandiosa. En esta planta se celebraban actos ceremoniales y se recibían las visitas. Era la planta con más altura y su techo estaba realizado mediante un espectacular entramado artesonado. Los señores de la torre pasaban mucho tiempo en la sala con sus hombres y las visitas. En esta zona también estaba situada la cocina.

     La planta segunda era la más privada de la torre, ya que estaba reservada solamente a los miembros de la familia. En esta planta se distinguían dos zonas, las habitaciones o aposentos y una zona más abierta destinada al salón. Las particiones interiores se realizaban mediante telas o tablamentos que habitualmente coincidían con la estructura principal de la edificación. Esta planta,  tenía en todo el perímetro un cadalso de madera que cumplía con la función de balcón. Esta balconada daba la oportunidad de disfrutar de las horas de sol a la vez que permitía controlar el perímetro de la torre. Las mujeres pasaban mucho tiempo en esta planta realizando sus labores. En tiempos de conflicto, el cadalso podía ser cerrado mediante tablas para convertirse en un potente elemento defensivo para proteger el pie de la torre.

     La planta tercera o el bajo cubierta era la zona más defensiva de la torre. Normalmente estaba deshabitada o como mucho contaba con un guarda. Cuando la torre era atacada, esta planta se llenaba de soldados que desde ahí la defendían mediante flechas, rocas e incluso aceite caliente. También es posible que esta zona la utilizarán como palomar o para guardar algunos productos, aunque todo indica que en este caso era una zona totalmente defensiva.

     A continuación se adjuntan las imágenes que simulan la reconstrucción de la Torrona en Santillana del mar. Las diferencias entre ambas torres son más que aparentes, pero el objetivo de estas imágenes no es más que el de facilitar al lector la compresión de lo explicado anteriormente.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

Ventanas o vanos

     Las ventanas o vanos juegan un papel indispensable en la torre, ya que van acorde con la utilidad que se le daba a cada una de las plantas. En este caso la torre cuenta con dos tipos de vanos, los defensivos y los correspondientes a la vivienda, ambos ejecutados con una gran calidad.

     La torre cuenta con formas externas defensivas, donde es necesario mencionar las saeteras y aspilleras que podemos encontrar situadas en diferentes puntos estratégicos de la edificación. La labor de este tipo de vano era el de la defensa de la torre, es por ello que podemos encontrarlos en abundancia en las partes más defensivas de la misma, así como en el patín de entrada y en la zona de almenas situada en el bajo cubierta. Por otro lado, hay que decir que también pueden encontrarse ventanas de estas características distribuidas por todas las caras de la torre. Mayoritariamente se encuentran en la parte inferior y superior de la torre, aunque en las fachadas orientadas al norte pueden encontrarse a cualquier altura.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Por otro lado, también pueden apreciarse varias ventanas que nada tienen que ver con la labor defensiva de la torre. Estas ventanas tenían como objetivo introducir la luz al interior de la torre dando respuesta a la función de vivienda.

     Los vanos en las torres siempre fueron escasos, pequeños y con poca ornamentación. En aquella época carecían de medios para poder aislarlos del exterior (cristal),  es por ello que se construían en tan poca cantidad y de tamaño tan reducido, para evitar la entrada de frío y viento al interior de la torre siendo ésta la razón principal por la que las caras orientadas al norte cuentan con tan poquísimos vanos.

     Estos vanos, al igual que los defensivos, están realizados de manera muy trabajada y con materiales de gran calidad. Todos los vanos con función residencial están construidos mediante un arco escarzano estructural decorado en su cara exterior con un arco levemente apuntado.

     Es en la planta primera o sala donde encontramos los primeros vanos destinados a la vida civil de la torre. Todos los vanos que se abren en esta planta cuentan con un enrejado del siglo XVI que tenía como objetivo la protección de los mismos, ya que estos vanos contaban con cierto tamaño y además se encontraban en una zona más bien baja de la torre. En esta planta podemos encontrar desde vanos simples, hasta un ajimez (ventanas gemelas) situado cerca de la entrada de esta planta.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     En esta misma planta también pueden encontrarse vanos un tanto más estrechos y más sencillos que los mencionados anteriormente. Estos vanos se encuentran en la parte alta de la planta primera, y daban respuesta a las pequeñas plataformas interiores de la misma.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     En la planta segunda, lugar donde se encontraba el cadalso, pueden distinguirse las puertas y ventanas que se abrían al mismo. En este caso, las ventanas de esta zona cuentan en su parte inferior con una saetera para la defensa de la torre.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Si contemplamos estos vanos desde el interior, podemos ver claramente los arcos escarzanos de carga mencionados anteriormente. En cada vano, al ser el muro de 1.40m de grosor, se creaba un pequeño espacio de solana en el que las mujeres que habitaban la torre pasaban mucho tiempo realizando tareas relacionadas con la manufactura de utensilios y con tejer. Es por ello que era habitual dotar a estos espacios de asientos, ya que las mujeres invertían muchas horas en estos espacios necesitando iluminación y asiento. En la torre había ventanas que miraban a diferentes orientaciones y las mujeres seguían al sol cambiándose de ventana para poder aprovechar al máximo las horas de sol.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

Escudos

     Los escudos de armas de los Velasco aparecen como sutiles motivos ortamentales en las puertas de entrada y coronando los vanos de la planta primera o sala. Son escudos sencillos con guardapolvo tallados directamente sobre los muros de piedra que conforman la torre. El escudo esta jaquelado de 15 piezas, de las cuales siete son de veros.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

Cadalso

     En la parte media alta de la torre puede distinguirse una fila de largos mechinales repartidos de manera constante en las cuatro fachadas de la torre. De cerca, aún pueden verse empotrados los restos de las tres vigas de madera superpuestas que conformaban hacía el interior el forjado artesonado de la planta segunda y hacía el exterior el vuelo sobre el que se encontraba una galería de madera que recorría el perímetro de la torre en su totalidad.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº9 Torre de Los

     Como se ha dicho anteriormente, a pesar de que el cadalso pudiera ser utilizado a modo defensivo, cabe decir que en este caso cumplía con la función de balconada, ya que no debemos olvidar que en esta época la torre albergaba en su interior una vivienda. Este singular elemento daba a la torre una imagen militar que está presente en todo el edificio.

     Aunque esta galería haya desaparecido, la torre aún es capaz de darnos la información necesaria para imaginarnos cómo era y cómo estaba construida. En la parte superior de los vanos podemos ver que del plano de la fachada sobresale una doble fila de canes que abarca, al igual que los mechinales, todo el perímetro de la torre. Estos elementos constructivos nos indican que el cadalso estaba cubierto mediante un cerramiento inclinado, ya que estos canes eran los responsables de la sujeción de la cubierta de la galería. Finalmente decir, que sobre los canes existe una roza lineal que marca la altura máxima de dicha cubierta.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

Cubierta

     La parte alta de la torre está rematada por almenas con pequeñas saeteras que a duras penas se mantienen en pie. Puede verse claramente que el mortero de cal de las juntas ha desaparecido en su totalidad debido al paso del tiempo, ya que la parte alta de la torre es la más propensa a sufrir las inclemencias del tiempo.

     La existencia de almenas parece indicar que la cubierta de la torre era de tipo terraza, pero esto no es siempre así; de hecho, debido a la situación geográfica de la torre y a las constantes lluvias de la zona, es más que coherente pensar que la cubierta fuera a cuatro aguas y estuviera apoyada en el perímetro de almenas.

Almenas

     Para hacernos a la idea de cómo pudo ser, a continuación se adjunta una foto de la cubierta de la torre de los Velasco situada en Valpuesta, ya que cuenta con una cubierta a cuatro aguas sobre el perímetro de almenas.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

FASE II: Siglo XVI

     Esta segunda fase se encuentra anexa a la cara noreste de la torre principal y poco tiene que ver con ésta en lo que a tamaño y a elaboración se refiere. Es muy posible que la construcción de la misma se llevara a cabo con el objetivo de ampliar la zona de vivienda de la fase primera. Es difícil determinar la causa exacta de su construcción, pero el espacio privado de la fase primera podría haberse quedado pequeño debido a un aumento del núcleo familiar o incluso a la necesidad de acoger a un escudero. Esta edificación también contaría con una zona de almacén o caballeriza.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Para decantarse por la hipótesis de que esta fase es posterior a la descrita anteriormente, se han tomado en cuenta diferentes factores. El más determinante ha sido sin duda alguna la disposición de los muros, es decir, se le ha prestado especial atención a la junta que une ambas construcciones para comprobar así qué muro se construyó sobre cuál.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Mediante los siguientes esquemas será más fácil entenderlo:

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     En el caso de la torre de los Velasco nos encontramos con que los muros se encuentran dispuestos como en la hipótesis número uno, por consiguiente se entiende que la torre pequeña se construyó en una fase posterior.

     Esta segunda edificación está compuesta por una pequeña torre rodeada por una barbacana o muro perimetral de defensa. Ambos elementos son rectangulares y la pequeña torre se encaja en la esquina sureste de la barbacana utilizando dos de sus muros como cerramiento.

     La torre cuenta con aproximadamente 13m de largo por 9m de ancho y la barbacana con 16m de largo por 15m de ancho. Ambas edificaciones cuentan con una altura constante aproximada de 7m. Al igual que en la fase primera, los muros de carga perimetrales de ambos elementos están construidos mediante piedra arenisca, aunque hay que decir que en este caso el aparejo está menos trabajado. El muro correspondiente a la barbacana es de 1.60m de espesor y el de la pequeña torre de 1m; es decir, este muro es 40cm más estrecho que el de la torre principal reforzando la teoría de que esta fase fue posterior debido a que con los años los muros de los edificios fueron perdiendo sección.  Al igual que en la fase anterior, los sillares están unidos entre sí mediante mortero de cal.

     Resulta interesante comentar, que al construir esta fase se había previsto la posibilidad de que el conjunto arquitectónico creciese en un futuro, ya que aún puede verse un engatillado de piedra que lleva siglos esperando dicha ampliación.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Como curiosidad resulta interesante decir que el esquema arquitectónico utilizado en esta segunda fase es idéntico al utilizado a la anteriormente nombrada torre de los Velasco sita en Valpuesta. En este caso, la torre también se encuentra encajada en el ángulo sureste de la barbacana que la rodea y tanto la puerta de ingreso al patio como la que da acceso a la torre se encuentran situadas en el mismo lugar. La única diferencia aparente es que la torre de Valpuesta tiene gran altura, mientras que la de Espinosa de los Monteros no sobrepasa la altura de la barbacana. A continuación se adjunta la planta y una fotografía de esta torre del siglo XV para poder ver dichas similitudes.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

Entrada al complejo

     Al igual que en la torre principal, la entrada al complejo se encuentra en la fachada sureste de la barbacana, concretamente al lado de las escaleras del patín. Todo indica que la barbacana contaba con otro acceso al patio en la fachada noroeste, al igual que en la torre de los Velasco de Valpuesta, pero actualmente este muro está derruido siendo difícil verificar su existencia.

     La entrada a la pequeña torre se encuentra dispuesta de manera perpendicular a la de la barbacana, lo cual era un punto a favor en lo que a la seguridad del complejo se refiere, ya que como se ha explicado anteriormente, que las puertas estuvieran dispuestas de esta manera evitaba los ataques directos a la puerta interior.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     La ejecución de las puertas es idéntica a las de la fase primera, ya que ambas están realizadas mediante un arco escarzano de carga con un arco ojival decorativo en su cara exterior realizado mediante grandes dovelas excelentemente talladas.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Por otro lado, aún puede verse que contaban con un sistema de trabadera para poder cerrar la puerta desde el interior.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

Interior de la torre

     Si entramos dentro nos encontramos con un espacio rectangular colonizado completamente por la naturaleza. A pesar de que la vegetación haya invadido casi completamente sus muros, llama la atención que no existan mechinales o huecos en los muros que delaten la existencia de una estructura interior de madera empotrada en ellos como ocurría en fase anterior. Este hecho puede deberse a dos teorías.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Hipótesis 1: si suponemos que la torre contaba con dos plantas, donde la planta baja era destinada al almacén o caballeriza y la planta superior a la vivienda, es probable que este espacio contará con una estructura interior de madera en jaula con uno o dos pilares centrales de madera apoyados en su base sobre poyales de piedra.

     Este tipo de estructura era totalmente independiente a los muros perimetrales de piedra, es decir, era como introducir una caja dentro de otra. Esto explicaría la inexistencia de mechinales en los muros pétreos de carga, ya que el entramado estructural de madera sería totalmente independiente a éstos. El uso de la estructura en jaula apoyaría la teoría de que la construcción de esta torre es posterior a la principal debido a que este sistema constructivo se utilizó en una época posterior a la construcción de la primera fase.

     Para entender mejor lo explicado anteriormente, se adjuntan los planos de la torre de la Atalaya de Santxosolo en Güeñes que contaba con estructura en jaula y donde puede verse perfectamente que los muros de piedra perimetrales eran independientes a la estructura interior de madera.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Hipótesis 2: si suponemos que la torre contaba con una única planta o espacio a doble altura, tendría sentido que no hubiera mechinales o huecos en los muros de piedra, ya que al no haber otra planta la estructura de la cubierta se apoyaría directamente sobre los muros perimetrales de piedra y posiblemente sobre uno o dos pies derechos centrales de madera. El arranque de dichos pilares se haría sobre poyales de piedra.

     Si este fuera el caso, es posible que este espacio no hubiera sido destinado a la vivienda teniendo más sentido que hubiera sido utilizado como almacén o caballeriza.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Es difícil decantarse por alguna de estas dos hipótesis sin haber analizado la pequeña torre de una manera más exhaustiva. Veremos más adelante que existen indicios que nos hacen decantarnos por una o por otra, pero al no haber encontrado ninguna razón determinante deberemos conformarnos con que hoy por hoy el espacio interior de la torre pequeña está lleno de incógnitas en lo que al uso y a las plantas se refiere.

Ventanas o vanos

     En este caso, al igual que en la fase anterior, podemos distinguir dos tipos de ventanas, las defensivas y las correspondientes al soleamiento del espacio interior. Todos los vanos que tiene esta pequeña torre están orientados al este encontrándose dispuestos en las fachadas noreste y sureste.

     Los vanos defensivos se encuentran exclusivamente en la zona baja de la edificación, concretamente existen cuatro saeteras en la fachada sureste y tres en la noreste. Las siete saeteras se encuentran dispuestas de manera estratégica, ya que una de ellas se ubica muy cerca de la entrada al complejo y las demás están totalmente orientadas al camino de gran importancia que pasaba a los pies de la torre para poder llevar a cabo la vigilancia y el control del mismo.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Las ventanas que podemos encontrar en la zona alta de la torre nada tienen que ver con las descritas con anterioridad, ya que su función distaba mucho de la de defender la torre. La función de estos vanos de medio punto era exclusivamente la de atraer la luz solar al interior de la torre. En este caso podemos encontrar una ventana de estas características en la fachada sureste y dos en la noreste. A pesar de que a causa de la vegetación la visibilidad es casi nula, si los observamos desde el interior se puede apreciar que los tres vanos cuentan con un derrame hacía el interior en la parte inferior de los mismos como puede verse en la siguiente imagen.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Una vez analizados los diferentes vanos que conforman la pequeña torre, podemos retomar la discusión comentada en el apartado anterior sobre cómo sería el interior de la torre.

     Si visualizamos la torre desde el exterior, todo apunta a que la hipótesis 1 es la correcta, es decir, que la torre contaba con dos plantas. La planta baja en la que se encontraría el almacén o caballeriza contaba con las saeteras para la defensa y la planta superior reservada a la vivienda con tres vanos para la iluminación del mismo. Además, esta hipótesis sería la que más sentido tendría en lo que al aprovechamiento del espacio interior se refiere.

     Pero no debemos olvidar el factor que nos ha llevado a plantear la hipótesis 2, es decir, el derrame que tienen las ventanas de soleamiento en el interior. Este detalle hace pensar que estas ventanas fueron construidas así para iluminar desde la parte alta un único espacio a doble altura utilizado como almacén o caballeriza.

     Por lo tanto llegamos a la misma conclusión que en el apartado anterior: la organización del interior de la torre pequeña seguirá siendo de momento un misterio.

Escudos

     En este caso, se puede encontrar un único escudo de armas de los Velasco coronando la entrada principal sita en la barbacana. A pesar de que se encuentra muy desgastado, se intuye que era exactamente igual que los de la torre principal, ya que en lo que a la forma y al guardapolvo se refiere son idénticos. Por lo tanto, se da por hecho que este escudo estaba jaquelado de 15 piezas, de las cuales siete eran de veros.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

Cubierta

     Al igual que ocurría con la estructura interior de madera, no hay rastro alguno de lo que pudo ser la cubierta de la pequeña torre. En este caso no existen almenas en el perímetro, aún así, teniendo en cuenta la situación geográfica de la torre, lo más probable es que esta edificación, al igual que en la torre principal, contara con una cubierta a cuatro aguas apoyada en el muro perimetral de piedra.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

     Finalmente se añade una fotografía del palacio torre de Villa sita en Sopuerta, que cuenta con una cubierta a cuatro aguas posiblemente muy similar a la que tenía esta segunda fase de la torre de los Velasco en espinosa de los Monteros.

C:UsersMaiderDesktopArt.Nº9 Torre de Los VelascoFotografí

M. Beldarrain-Calderón

Bibliografía

CADIÑANOS BARDECÍ, I.: Arquitectura Fortificada en la provincia de Burgos, Burgos, 1987.

CHUECA GOITIA, F.: Historia de la arquitectura española, A Coruña, 2001.

DE LA CRUZ, F.V.: Burgos, torres y castillos, Burgos, 1978.

LAMPÉREZ Y ROMEA, V.: Arquitectura civil española de los siglos I al XVIII, Madrid, 1922.

V.V.A.A.: Castillos de España Tomo II: Castilla la-Mancha y Castilla León, León, 1997

Agradecimientos

     A Daniel Luengas Carreño, por invertir mucho de su tiempo en ayudarme a elaborar este artículo, por  compartir conmigo sus altos conocimientos sobre la arquitectura fortificada y por acompañarme a Espinosa de los Monteros a visitar esta magnífica torre.

     A Rodolfo Gutiérrez-Solana, por facilitarme desde el principio toda la información de la que disponía sobre la torre, por ayudarme a enriquecer el artículo con sus conocimientos y por acompañarme a visitar la torre en Espinosa de los Monteros.

Art.Nº8: San Jorde, el Gran Olvidado

     Cuando un pueblo se abandona, comienza la ley del más fuerte. El edificio que mejor construido esté y mejores materiales tenga, será el último representante del lugar, será la última pista que nos recuerde que algo grande hubo allí, hasta que finalmente desaparezca y no deje ni rastro…

     Cuando descubro un lugar que considero arquitectónicamente interesante, no puedo evitar investigar su historia. Me produce un auténtico placer encontrar información e inmortalizarla. De hecho, una parte de mi siente un gran alivio al saber que su paso por la historia quedará escrita y documentada si el lugar en cuestión llega a desaparecer en algún momento.

     Este es el caso de San Jorde de Ojeda, un lugar que lleva abandonado alrededor de 50 años y que aún cuenta con un último y digno representante, que no es otro que la iglesia de San Jorde, que lucha día tras día por evitar que el rastro de esta pequeña población desaparezca para siempre.

     Desde que tengo uso de razón he pasado mis veranos en Prádanos de Ojeda, y fue el año pasado cuando supe de la existencia de la iglesia de San Jorde. Me sorprendió darme cuenta de que una iglesia de estas características estuviera totalmente sumida en el olvido, pero lo que sí que no podía creerme es que esta maravilla arquitectónica perteneciera al municipio al que yo llevaba acudiendo año tras año. No podía creerme que en 26 años nadie la hubiera nombrado jamás en mi presencia, es por ello que nada más ver su imagen en una fotografía, no pude evitar querer saber qué es lo que pintaba una iglesia de origen románico, totalmente abandonada, en medio de los campos de Castilla.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Inicialmente pensé que se trataba de una simple ermita que debido al poco uso había llegado a un estado de abandono total. Al ver que su entorno y la gente que vivía cerca la habían olvidado, inmediatamente di por hecho que sería prácticamente imposible recabar información sobre ella. Pero no hay más que hablar con la gente del entorno, preguntar sin miedo, ir al lugar, consultar los libros y la red, es decir, con tirar del hilo es suficiente para desenterrar muchísima información. Siempre alguien ha visto algo, ha oído algo, se acuerda de algo o conoce a alguien que se ha interesado por ello.

     Este es el caso del despoblado de San Jorde, que aunque aparentemente parece estar en el olvido, todavía hay quien lo recuerda, dándonos la oportunidad de conocer como fue y de entender que es lo que le llevó a esta dramática situación.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFic

     San Jorde siempre fue un pueblo pequeño que contaba con alrededor de cinco casas de las que actualmente solo quedan escombros. Inicialmente es difícil saber donde estaban situadas, pero si te fijas bien, es el único campo que no está labrado en kilómetros a la redonda, es el único terreno donde la vegetación crece a sus anchas, y basta con acercarse un poco para ver que entre la mala hierba y las zarzas se encuentran los restos de lo que antiguamente fueron las viviendas de los habitantes de San Jorde.

     No hay muro que supere el metro de altura, debido a que los propios propietarios tuvieron que hacer pedazos sus casas para evitar los robos y accidentes, es por ello que es muy difícil hacernos a la idea de cómo fueron.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     De todos modos, existen fotografías aéreas de diferentes años en las que podemos ver la evolución de San Jorde desde el año 1945 hasta el  2014. Estas imágenes, a pesar de su escasa calidad, nos dan la oportunidad de poder ver la escala del pueblo y el número de casas que lo conformaban.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Otro elemento que ha sobrevivido al abandono es la fuente del pueblo. Se encuentra en bastante buen estado de conservación a pesar de que el agua ya no mane por ella. Todavía queda en pie parte del lavadero y una inscripción en la que se lee con dificultad ‘San Jorde, 8 de marzo de 1949’, posiblemente fecha en la que se construiría la fuente que actualmente vemos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     La iglesia de San Jorde, descansa tranquila, rodeada de campos bicolor que evolucionan del verde al amarillo estación tras estación. Esta iglesia actualmente se encuentra en la Lista Roja del Patrimonio.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Si nos acercamos a ella y la rodeados exteriormente, podemos ver que el paso del tiempo y el expolio sufrido han causado verdaderos estragos en esta aún bella edificación.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Se puede apreciar claramente, que esta construcción ha vivido varias etapas constructivas. Es cierto, que para poder identificar estas etapas de manera concreta, sería necesario elaborar un análisis exhaustivo del templo, pero yo me he limitado a plantear una hipótesis de fases un tanto genérica, que nos ayude a comprender la evolución de este maravilloso elemento arquitectónico. Esta hipótesis está basada en las visitas realizadas al lugar, en los pocos estudios anteriores que se han hecho sobre San Jorde y en la opinión de personas especializadas en el románico de Palencia.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

FASE I: Finales del siglo XII (1185-1190)

     La primera fase corresponde a la época en la que se comenzó a construir el templo. La iglesia originaria era pequeña y sencilla, y estaba construida mediante mampuesto de mala calidad. Esta iglesia dedicada a San Jorge, constaba de una única nave y de la cabecera, ambas construidas con un estilo románico.

     En la actualidad, ambos elementos siguen en pie; la nave ha sufrido grandes reformas a lo largo de los años, lo que hace difícil imaginarse como fue originariamente. La cabecera sin embargo, todavía mantiene el espíritu románico con el que fue construido.

     La nave tiene una forma rectangular. El acceso a la misma, se realiza por la fachada sur, la cual contaba con una portada sencilla de medio punto sin abocinar y con guardapolvo sin decorar, rematada con una cornisa con canecillos de estilo románico. Desgraciadamente tengo que hablar en pasado, debido a que ni la portada ni la cornisa con sus respectivos canecillos se encuentran ya en su lugar originario. Esto es el resultado del tremendo expolio que sufrió la iglesia a finales de los años 90. En las siguientes fotografías se puede comprobar la atrocidad de los robos que San Jorde ha sufrido.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     El interior de la nave presenta un panorama un tanto drástico debido a que la cubierta está totalmente derruida y actualmente descansa en el interior de la nave. Las paredes interiores están revocadas y pintadas en blanco. Al este de la nave se encuentra la cabecera, y al oeste la espadaña.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Para acceder a la cabecera hay que dirigirse al este de la nave y atravesar un arco que hace función de entrada a pesar de ser un mismo espacio. Esta manera de diferenciar el ábside de la nave se utilizó en un románico tardío.

     La cabecera es cuadrangular y tiene menor altura que la nave. Todo este espacio se encuentra cubierto mediante una bóveda de cañón que se apoya sobre una simple imposta claramente románica.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     El muro sur o testero es recto, y en esta zona estaba situado el altar. En este muro todavía es visible un vano abocinado de medio punto con chambrana sin decorar indudablemente de época románica. Actualmente se encuentra cegado, ya que exteriormente lo han tapiado, pero hay que decir, que la mayoría de iglesias románicas contaba con una ventana en el muro este de la cabecera para robar al sol los primeros rayos del día.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     El muro sur de la cabera fue sin duda alguna la zona más rica en escultura de la iglesia. De nuevo me siento en la obligación de hablar en pasado debido a que poco queda de los fantásticos relieves que decoraban esta fachada.

     En este muro había una vano abocinado idéntico al que aún se conserva en el muro sur o testero. En el exterior, se podía ver la cornisa rematada con 6 canecillos de gran calidad escultórica, ya que de los cuales solamente dos no estaban esculpidos. Todos corresponden a un románico tardío, en los que se podían distinguir figuras humanas y animales fantásticos.

     Actualmente en el lugar dónde se encontraba el vano abocinado de medio punto, solo queda un orificio irregular, debido a que se llevaron la ventana a la fuerza. En lo que se refiere a la cornisa y a los canecillos, decir que actualmente solo queda un canecillo tallado y que no hay rastro de la cornisa. En las siguientes imágenes podéis comprobar que el maltrato que ha sufrido esta zona de la iglesia no tiene nombre.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Estos robos, se llevaron a cabo en los años 90, y lo que más me enerva de este tema es que hayan tenido que pasar 8 largos siglos para que alguien tenga el valor de despojar a esta iglesia de sus más valiosas partes para utilizarlas de decoración en sus respectivos domicilios. Pero lo que más me avergüenza, es saber que esas personas son de la época que a mí me ha tocado vivir, ya que lo que se han atrevido a hacer me parece una falta de respeto que atenta contra la historia y contra el sentido común.

     Finalmente decir, que la pila bautismal de San Jorde, también parece pertenecer a esta primera fase. La pila tiene forma troncocónica, y es de copa lisa sin decoración. A pesar haber sido robada, fue recuperada, y actualmente se encuentra expuesta en el Museo Diocesano de Palencia.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

FASE II: Siglo XIII

     La espadaña y los contrafuertes claramente se construyeron en una fase posterior al templo originario.

Es posible, que anteriormente hubiera otra espadaña que se hubiera caído y que la reconstruyeran con mejores materiales, o que simplemente  tomaran la decisión de hacerla desde el inicio con un material de mejor calidad debido a su altura y a que el mampuesto utilizado en la Fase I no era el más adecuado para erigirla.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     La espadaña se alza sobre el muro oeste de la nave. Este muro, se construyó inicialmente con mampuesto de mala calidad correspondiente a la Fase I hasta una altura de alrededor de 2m. Es aquí donde se aprecia sin duda alguna el cambio de material, ya que a partir de este punto se empiezan a ver sillares de tamaño regular bien escuadrados y remates de buena calidad; también, hay que decir, que en esta fase el mampuesto del relleno es de mejor calidad. Los contrafuertes están construidos en su totalidad en esta fase, ya que la sillería es idéntica a la de la espadaña.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Este tipo de espadaña, es muy común en el románico tardío palentino debido a su diseño, a los arcos y a las impostas. La espadaña claramente se divide en tres niveles separados mediante impostas lisas:

   1- La parte inferior está constituida mediante una zona totalmente maciza.

     2- El segundo nivel cuenta con dos arcos de medio punto con arquivolta sin decorar.

     3- El tercer nivel está rematado con un piñón triangular que cuenta con un arco idéntico a los anteriores.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

FASE III: Siglos XIV-XV

     En el interior del muro oeste, nos encontramos con un arco ciego apuntado de época gótica que posiblemente corresponda a una reforma posterior a la construcción de la espadaña. Ver el arco en su totalidad es prácticamente imposible, debido a que el derrumbe de la cubierta lo imposibilita.

     Este arco, descansa sobre pilastras de sección cuadrada, naciendo de cada cual una esbelta columna acodillada. Estas columnas cuentan con un capitel decorado mediante simples semiesferas y con su correspondiente basa.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

FASE IV: Siglos XVI-XVII

     En esta fase se cree que la iglesia sufrió una gran reforma o mejor dicho una ampliación, debido a que en esta etapa aparecen nuevos elementos anexos a los de las fases anteriores.

     La cabecera, como es de esperar, se vio afectada por esta reforma, debido a que se abrió una puerta adintelada situada en el muro norte de la misma para situar en ese lugar la sacristía. La sacristía es de planta cuadrangular y está construida de mampostería de piedra. Cuenta con una ventana con dintel de ladrillo en el muro este, la cual fue tapiada para intentar evitar en vano que se pudiera acceder a la iglesia cuando ya estaba cerrada.

     Por otro lado también fue reconstruido el arco triunfal que da entrada a la cabecera. Este arco de medio punto cuenta con una moldura sin esculpir.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     La nave también sufrió cambios. El más significativo es el de la construcción del habitáculo para la pila bautismal situado en el muro norte de la nave, concretamente frente a la portada. Este espacio cúbico, abierto mediante un arco escarzano de gran profundidad, se construyó únicamente con el objetivo de cobijar en él la pila bautismal románica.

     Hay que decir, que era muy común la construcción de estos espacios en los siglos XVII y XVIII, ya que originariamente la pila bautismal no estaba dentro de la iglesia, es por ello, que de esta época, hay documentación histórica con mandatos episcopales que ordenaban pasar la pila bautismal al interior de la iglesia. También era frecuente ordenar que las pilas bautismales fueran dotadas de tapa y cerradura, de hecho, muchas de ellas incluida la de San Jorde,  cuentan con fracturas que los anclajes les habían producido en la piedra.

     En el mismo muro que se encuentra el habitáculo de la pila bautismal, también se abrió un nicho que cuenta con las mismas características que el mismo, por lo tanto se da por hecho que se construyó en la misma época.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Finalmente el último elemento de esta gran reforma es un cuerpo destinado a albergar el acceso a la espadaña y el coro. Este cuerpo, estaba anexo a la parte interior de la espadaña, y tenía una altura muy superior a la cubierta de la nave.

     Para poder llevar a cabo la construcción de este volumen, fue necesario recrecer con piedra el muro norte de la nave, dotando esta zona con una nueva cornisa. Se utilizaron diferentes materiales de construcción, ya que la base era de piedra, la estructura de madera y los cerramientos de adobe. La cubierta de este elemento era inclinada acabada en teja, siendo su altura máxima la del campanil, es por ello, que para poder construir este elemento tuvieron que tapiar este arco mediante canto rodado.

     Como hemos dicho anteriormente, este cuerpo tenía doble función, ya que en el piso inferior, es decir, en la nave, cumplía con la función del coro, donde estaba situada la escalera de madera que permitía subir a la zona de acceso a la espadaña. Para iluminar la zona del coro se abrió una ventana cuadrada en la fachada sur de la nave.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     Actualmente, este volumen se encuentra totalmente derrumbado, pero para hacernos a la idea esta imagen de los años noventa puede ayudarnos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

FASE V: Siglos XVIII-XX

     En esta última fase, situamos el cementerio, el atrio y la cubierta de la iglesia. El cementerio está delimitado mediante un murete irregular de adobe que ocupa la zona norte de la iglesia. Normalmente los cementerios suelen ser posteriores al siglo XVII. En este cementerio todavía puede verse una tumba de lajas de piedra.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     En la fachada sur de la nave, se sitúa el atrio de la iglesia. Este atrio era cubierto y estaba cerrado por rejería. Actualmente está prácticamente derruido, solo quedan restos del muro que delimitaba este espacio.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

     La cubierta de la iglesia era de dos aguas y plana en el interior. Su estructura era de madera y estaba acabada en teja. Se sabe que la iglesia se encontraba en perfecto estado de conservación en 1975, es por ello que me ha parecido oportuno introducir la cubierta en esta fase, debido que habrá tenido que sufrir arreglos para llegar en buen estado al siglo XX. Actualmente solo quedan unas pocas vigas que luchan por seguir en pie.

C:UsersMaiderDesktopASM4- ArtículosArt.Nº8 San JordeFot

 M. Beldarrain-Calderón

Bibliografía

Enciclopedia del Románico en Castilla y León, PALENCIA. Fundación Santa María la Real, Centro de Estudios del Románico.

 

Agradecimientos:

     A Cristóbal Ramos Bueno, por ayudarme desde el principio a elaborar el artículo sin conocerme y sobre todo de manera desinteresada, por acompañarme a visitar la iglesia, por compartir conmigo sus amplios conocimientos del románico y por ponerme en contacto con Pedro Luís Huerta Huerta.

     A Pedro Luís Huerta Huerta, por invertir horas de su tiempo en ayudarme a entender las diferentes fases de esta iglesia de origen románico y por facilitarme información y fotografías del Archivo  Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico.

     A todos los que conocieron San Jorde cuando estaba activo y no dudaron en facilitarme toda la información que recordaban del lugar:         

     Jose Miguel Barrio, antiguo habitante de San Jorde que tuvo que abandonarlo cuando tenía 14 años.

     Julián Becerril Gutiérrez, habitante de Prádanos de Ojeda, que conoció San Jorde activo.

     Don Isidro, cura de Prádanos de Ojeda durante varias décadas, que conoció San Jorde activo.

     Lucas Ibañez habitante de La Vid, que era de Villaneceriel y que conoció a los habitantes de San Jorde.

Art.Nº7: Iso, el Pequeño Superviviente

     Sorprendentemente, cuando un lugar lleva abandonado cierto tiempo, tiene la capacidad de atraer a un gran número de gente y despertar un gran interés; interés del que carecía cuando aún estaba en funcionamiento. ¿Qué le ocurrió?, ¿cuál es su historia?, ¿quién es el dueño?, ¿por qué nadie hace nada al respecto?, ¿cómo llegó este maravilloso edificio a esta situación?, ¿va a desaparecer sin que el resto del mundo sepa que existió?, etc. Estas preguntas rondan mi cabeza cada vez que descubro un nuevo lugar, con una nueva historia y con un nuevo desenlace fatal.

     Cada lugar tiene su historia, y ha llegado al estado de abandono por diversas causas. Muchos edificios son abandonados y olvidados por el simple hecho de que es mucho más fácil construir algo nuevo que aprovechar lo existente, es mucho más fácil ignorar la historia para escribir la nueva.

     Somos seres pasivos, meros espectadores que nos creemos mejores que nuestros predecesores. Creemos que construimos mejor, creemos que somos más originales e innovadores, creemos que los nuevos materiales son mejores que los tradicionales, pero no nos damos cuenta de que realmente somos unos auténticos ignorantes, que no hemos inventado nada nuevo, y que no aprovechamos la sabiduría de nuestros antepasados. Nos vemos con el derecho de ignorar técnicas constructivas que han sido perfeccionadas durante siglos para sustituirlas por técnicas mediocres que se desmontan con una leve brisa.

     Tengo mucha curiosidad por ver que ocurrirá cuando comiencen a abandonarse edificios de esta nueva generación. ¿Cuánto tiempo se mantendrán en pie?. Actualmente llegan a nosotros edificios que llevan muchísimos siglos en pie, y todo gracias a unos materiales excepcionales y a unas técnicas constructivas exquisitas. ¿Tendrán los aficionados de lugares abandonados del futuro la oportunidad de visitar algún edificio perteneciente a nuestra época?

     El mundo está repleto de pueblos y ciudades abandonadas, y simplemente no lo sabemos o no lo queremos saber. La gente no se cree que haya cientos de pueblos abandonados en la península ibérica, y mucho menos que una gran cantidad de ellos se encuentre en la provincia de Navarra. Iso es un pequeño pueblo deshabitado cercano a la Foz de Arbayún. Se encuentra junto al alto de Iso (670m) y está considerado como el último despoblado del Valle Romanzado.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFichas Técnica           Actualmente Iso cuenta con 3 casas y una pequeña iglesia. Este pueblo lleva 34 años abandonado y está en muy mal estado de conservación. Este extremo deterioro, se debe a que independientemente de que el mantenimiento haya sido nulo durante décadas y el clima no haya acompañado, ha sufrido el expolio y el maltrato de los vándalos sin escrúpulos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     La Casa Jimeno es la última que cerró en Iso. Está construida con mampostería de piedra y la estructura interior y la cubierta son de madera. Se utiliza sillería de piedra en el arco de la entrada principal a la vivienda y en algunos de los vanos de la fachada principal.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     La cubierta está totalmente destrozada; esto ha permitido que la lluvia entre en el interior de la vivienda sin ningún tipo de problema, destrozando el forjado de las plantas superiores y dejando que la vegetación crezca en su interior. Es casi imposible acceder al interior de la vivienda, ya que es muy peligroso y la entrada está bloqueada.

     Al único espacio al que se puede acceder es al de las cuadras. Esta zona a duras penas mantiene su forjado superior, es por ello que es la zona que en mejor estado de conservación se encuentra. Aún se conservan los pesebres que se utilizaban para alimentar al ganado. Es desde este punto donde podemos ver estado real del interior de la casa.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     La Casa Elduayen es colindante a la Casa Jimeno y fue deshabitada en 1973 debido a que sus moradores tomaron la decisión de emigrar a Pamplona. La Casa Elduayen ha sufrido un auténtico expolio, ya que el arco de la entrada principal y un escudo que había en esta misma fachada datado en 1631 han sido robados.

     Al igual que la casa vecina, está construida con muros de piedra que alternan sillería y mampostería y la estructura interior y la cubierta son de madera. La entrada al interior está bloqueada, pero suponemos que el estado de conservación es similar al de la Casa Jimeno.

     Actualmente esta familia, aún trabaja las tierras situadas en la parte posterior de la vivienda, por lo tanto, aunque la vivienda se encuentre en ruinas, puede decirse que tiene visitas de manera habitual.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     La Casa Ezquer era la vivienda más pudiente de Iso, debido a que contaba con la mayor parte de tierras. Esta casa ha sido rehabilitada recientemente, ya que los muros de piedra han sido consolidados y la cubierta ha sido arreglada.

     Al igual que las demás edificaciones de Iso, la Casa Ezquer fue construida con muros de mampostería de piedra y esquinales y vanos de sillería. Desconocemos el estado de la parte interior de la vivienda, pero la parte exterior se encuentra en muy buen estado de conservación.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     La Iglesia de San Fructuoso tenía anexa a su fachada frontal la casa parroquial. Los dos edificios estaban construidos mediante fuertes muros de piedra con zonas de mampostería y de sillería. Esta pequeña iglesia de origen medieval cuenta con una pequeña torre prismática donde se ubicaban las campanas, y anexa a esta, se encuentra otro volumen donde se encontraban las escaleras que daban acceso a esta privilegiada zona.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     La casa parroquial, contaba con una cubierta de madera de la cual no quedan apenas indicios. De esta construcción solo quedan en pie los muros perimetrales de mampostería de piedra, ya que todas las piezas de sillería que había en las puertas y ventanas han sido saqueadas.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     Si nos acercamos a la entrada descubrimos que la puerta principal ha sufrido expolio, ya que el arco ha sido arrancado literalmente del muro de piedra. Una vez dentro descubrimos que la iglesia estaba compuesta por una única nave. Debajo del campanario había una zona con doble altura coronada mediante un arco de medio punto. Es en esa entreplanta donde estaba situado el coro, pero el forjado era de madera y no queda ni rastro de él. Para acceder a esta zona y al campanario, era necesario subir por una  escalera de caracol situada en el volumen anexo a la torre que hemos nombrado anteriormente; desgraciadamente, estas escaleras eran de madera y poco queda de ellas.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     En el ábside de la iglesia podemos ver como la bóveda de cañón de la nave era de piedra, debido a que una pequeña parte de ella sigue luchando contra la gravedad. Desde esta zona se puede acceder a una pequeña capilla lateral que aún conserva la bóveda de piedra en su totalidad. El acceso está compuesto por un perfecto arco de medio punto y la capilla cuenta con una ventana rectangular.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     En frente de esta capilla está el acceso a la sacristía. La entrada está formada mediante una pequeña puerta acabada en un precioso arco de medio punto de piedra arenisca. Una vez en el interior, nos encontramos con la pila de agua bendita y una ventana saetera que servía para dar luz natural al habitáculo.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     El cementerio de Iso se encuentra alejado de la población, concretamente al otro lado de la variante y está muy descuidado al igual que el pueblo de Iso. Cuenta con enterramientos que datan de los años 1931, 1937 y 1978.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- IsoFotografías Wo

     Finalmente añadir que aunque Iso no cuente con habitantes censados, no es una pueblo muerto, ya que cuenta con algún que otro visitante, de los cuales algunos de ellos han comenzado a reformar su casa. Viendo que la accesibilidad al pueblo ha mejorado de manera notable, nos hace tener una pequeña esperanza de que su estado ruinoso podría cambiar.

 M. Beldarrain-Calderón

Art.Nº6: Tras los Muros de la Iglesia de Rozas

          Siempre me ha llamado la atención lo injusto que es el factor tiempo con los edificios. Muchos, llevan siglos en pie, sobreviviendo a guerras, a situaciones climatológicas adversas y a generaciones y generaciones de seres humanos; pero al igual que nosotros no somos inmortales, los edificios tampoco lo son, y en el momento que son olvidados, pocas décadas son necesarias para que la naturaleza destruya lo que durante tantos siglos lleva luchando por seguir en pie. Resulta irónico, que en este caso, la naturaleza sea más mortífera que cualquiera de los factores nombrados anteriormente.

            La naturaleza coloniza la arquitectura a un ritmo vertiginoso. En las primeras décadas, el edificio sigue haciéndose notar por encima de la vegetación,  pero es en el ecuador de este proceso donde la magia se apodera del edificio colonizado, debido a que es en este preciso momento, cuando la naturaleza y la arquitectura son protagonistas por igual, consiguiendo un equilibrio entre ambos factores que resulta simplemente espectacular.

            Sin duda, este es el momento en el que más disfruto de esta afición, porque si contemplas el edificio desde la lejanía, es posible que te cueste distinguirlo, pues estará totalmente mimetizado con el entorno. Pero si te acercas y te fijas, verás que el edificio sigue allí, mostrándote los materiales y las técnicas con los que fue construido, la forma que tenía, el uso que se le daba e incluso los detalles que lo decoraban.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

          Este es el caso de la iglesia de Rozas. Inicialmente, llama la atención la gran escala y la grandeza de la iglesia si la comparamos con el entorno rural en el que se encuentra. Pero la grandeza de esta iglesia no reside en el gran tamaño del templo, sino en la historia que esconde detrás; pues cabe decir que esta iglesia no es la iglesia de Rozas como se pensaba al principio, sino la Iglesia de La Revilla, último testigo de la que fue una de las casas más importantes del Reino de Castilla en los siglos XV y XVI.

            La Casa de La Revilla, era una de las casas principales de la familia Velasco en su expansión por el Reino de Castilla desde el llamado Ducado de Cantabria. La Casa de Velasco, es un linaje nobiliario español que perteneció a la alta nobleza y que gozó de un inmenso poder en Castilla desde mediados del siglo XIV hasta los finales del XV. Los Velasco de la Casa de La Revilla siempre ejercieron cargos de la mayor confianza real, por lo tanto, la Casa de La Revilla fue durante generaciones Casa de militares al servicio del Rey.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

          El complejo de la Casa de La Revilla estaba delimitado mediante un cercado de sillería de piedra, que tenía como objetivo proteger el Palacio y la Iglesia que se encontraban en su interior. Estos edificios eran colindantes, lo que significa que ambas edificaciones compartían una de sus fachadas.

            La Casa de La Revilla se encontraban en  medio de un gran bosque de Robles, Castaños, Membrillares, Ciruelos, Guindos, Cerezos, Manzanos y Perales. Según un documento de mediados del siglo XVI, el bosque contaba con 636 robles, cantidad que fue variando en número, debido a que esta madera era utilizada para las mejoras de la Iglesia y del Palacio.

            Actualmente el complejo se encuentra en estado de abandono total. La iglesia aún conserva los muros de piedra en su totalidad, pero la cubierta está prácticamente derruida; es por ello que su estado de deterioro avanza de manera irrevocable. No corrió la misma suerte el Palacio, ya que actualmente solo quedan en pie algunos restos del perímetro de lo que fue la morada de los Señores de La Revilla. El cercado de sillería de piedra sigue en pie y en buen estado en varios de sus tramos, aunque la naturaleza lo cubra casi en su totalidad en la mayoría de ellos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

1- Iglesia de La Revilla

            La Iglesia es sin duda el elemento que mejor se conserva del complejo, debido a que a diferencia del Palacio, solo lleva en desuso alrededor de 40 años. Durante muchos siglos, fue la única iglesia que se mantuvo en pie en Rozas, y esa es la razón por la que se siguió utilizando durante tantos años, aunque los patronos del templo siempre han sido y serán los Condes de La Revilla.

            La Iglesia está construida en su totalidad de sillería de piedra; piedra que actualmente no es fácil de distinguir, ya que está obligada a convivir con una abundante vegetación que la ha invadido completamente, poniendo en duda la estabilidad de sus gruesos muros.

            La vegetación se ha convertido en una segunda piel para la Iglesia, en un manto verde que desde el exterior solo nos deja apreciar su volumen. La Iglesia está constituida por dos cuerpos rectangulares; el primero y el más alto, es el que corresponde a la torre del campanario, al cual le sigue otro cuerpo también rectangular pero de menos altura, donde se sitúa la nave principal de la Iglesia.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

          La entrada al templo está constituida por un arco románico de medio punto que todavía conserva la carpintería original. La puerta es de madera con herrajes de hierro forjado, y aún conserva un tono verde pálido en la parte exterior.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

            El interior de la Iglesia nos da la oportunidad de descubrir más información de la que nos da el exterior. Nada más entrar, nos encontramos con que la pila bautismal de piedra ha sido derribada y rota en varios fragmentos. Por otro lado, vemos que la pila de agua bendita se encuentra en perfecto estado de conservación, gracias a que fue tallada directamente sobre el muro de la Iglesia, evitando que los vándalos puedan destruirla.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

          Toda esta zona está cubierta mediante una bóveda de sillería de piedra, sobre la cual se encuentra el coro. Desgraciadamente no es posible acceder a la parte superior de la iglesia, ya que las escaleras que daban acceso a este punto eran de madera y han desaparecido.

            La zona del coro es la que mejor se conserva de todo el templo, gracias a que se encuentra resguardada bajo la torre, la cual conserva su cubierta. En el coro se puede ver como las paredes de la iglesia estaban pintadas en blanco y decoradas con motivos azules.

            Esta zona contaba con luz natural gracias a un gran óculo situado sobre la puerta principal, el cual no se distingue desde el exterior debido a la vegetación. Desde esta zona también se podía acceder a la torre del campanario, de hecho, actualmente, todavía siguen en pie parte de las escaleras de madera que daban acceso a esta zona privilegiada.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

          La iglesia está constituida por una única nave principal, que tiene la cubierta derrumbada casi en su totalidad y cuenta con cuatro capillas laterales decoradas con arcos de medio punto. La capilla mayor se encuentra en el ábside del templo, siendo de planta semicircular y acabada en un arco de medio punto.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos5- La Iglesia de Rozas

          Es en la zona del altar mayor donde se encuentran los Escudos de Armas de los primeros Señores de La Revilla y sus esposas. Concretamente los escudos de la Casa de Velasco, Casa de Butrón y Casa de Guzmán.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de RozasSancho Sánchez de Velasco, I Señor de La Revilla ∞ María Estíbaliz de Butrón

Fernán Sánchez de Velasco, II Señor de La Revilla ∞ Teresa de Guzmán

2- Palacio de La Revilla

            El Palacio de La Revilla era almenado y contaba con una fuerte Torre. Aunque sepamos que esta información es verídica, es difícil imaginarse como debió de ser esta edificación, ya que actualmente solo quedan en pie escasos restos de los muros de sillería de piedra que conformaban el Palacio.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

          Por otro lado, es sabido que el Palacio lindaba con la Iglesia, y que los cuartos de la Señora de la Casa contaban con dos tribunas a la Parroquia; tribunas que actualmente son visibles.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

          Para hacernos más a la idea de cómo era el Palacio en el interior, adjuntamos este fragmento extraído de ‘EL CONDADO DE LA REVILLA EN LA MERINDAD DE VALDEPORRES’ escrito por Francisco de Arróspide y Ruiz de Arana, XVIII Conde de La Revilla, basándose en documentación histórica, donde se explica como era el Palacio en su interior y los bienes que contenía.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

3- Patio de Armas y cercado de piedra de sillería

            Todo el complejo de la Casa de La Revilla estaba protegido por un imponente muro de sillería de piedra que todavía se mantiene en pie, dándonos pistas de la gran importancia que tuvo la Casa en sus días de esplendor. El Patio de Armas se encontraba en frente del Palacio, era cuadrado y tenía capacidad para mil hombres. En este punto, el muro de sillería tenía dos torres redondas en las esquinas; torres que todavía se distinguen a la perfección.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos5- La Iglesia de Rozas

          Finalmente añadir, que como se ha comentado anteriormente, en La Casa de La Revilla se realizó una importante rehabilitación a finales del siglo XVI. Sobre esta rehabilitación hay muchísima documentación histórica de gran interés, es por ello que adjuntamos este fragmento extraído de ‘EL CONDADO DE LA REVILLA EN LA MERINDAD DE VALDEPORRES’, escrito por Francisco de Arróspide y Ruiz de Arana, XVIII Conde de La Revilla, basándose en documentación histórica,  donde se explican detalladamente los trabajos y encargos realizados para la espectacular rehabilitación de la Casa.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos7- La Iglesia de Rozas

 M. Beldarrain-Calderón

Agradecimientos

            A David Labrado Varona, por recibirme de manera amistosa y desinteresada sin conocerme, por sus ganas de querer evitar que la Iglesia de La Revilla desaparezca y por ponerme en contacto con Francisco de Arróspide y Ruiz de Arana. 

            A Francisco de Arróspide y Ruiz de Arana, por facilitarme toda la información de la que disponía, por ayudarme a entender la compleja historia de su familia y por apoyarme en la redacción del presente artículo.  

Art.Nº5: Pardos, el Recóndito Pueblo Deshabitado

     La arquitectura y su entorno inevitablemente van dados de la mano, debido a que el entorno juega un papel principal a la hora de percibir la arquitectura. El clima, la orientación, la densidad, la gente, la altura de los edificios colindantes, la hora, la anchura de las calles, la estación del año, el estilo arquitectónico, la vegetación y otros mil factores imposibles de enumerar, contribuyen a la hora de percibirla. La arquitectura es única en cada momento que se admira, ya que cada segundo, los factores cambian, es imposible poder llegar a encontrar dos momentos en los que todos los factores coincidan, en consecuencia, aunque la arquitectura sea la misma y se encuentre en el mismo lugar, la percepción del espectador será siempre distinta.

     En el momento que se toma la decisión de construir un nuevo edificio en un lugar concreto, se da por hecho que ese lugar debe sufrir cambios para albergar un nuevo invitado. Hay arquitectura que respetará el entorno tratando de no ser exageradamente destructiva e integrándose en lo que había antes de su llegada; otra, sin embargo, romperá completamente con su entorno para hacerse notar, ignorando lo que le precedía. Estas decisiones iniciales serán claves para la anteriormente mencionada percepción de la arquitectura.

     Pardos, es un pequeño pueblo deshabitado que parece haberse posado literalmente sobre la orografía. Este pueblo, es un claro ejemplo de la arquitectura que se amolda a su entorno, y esta gran decisión inicial ha jugado un papel indispensable en este precioso conjunto arquitectónico, ya que en este caso, la arquitectura y su entorno son percibidos como un solo elemento.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Para poder llegar a este recóndito pueblo debemos situarnos en el municipio de Acered, y seguir por la carretera A-2507 dirección Cubel. Aproximadamente en el kilometro 5, debemos desviarnos a la derecha tomando una pista de tierra que se encuentra a la par de una pronunciada curva a la izquierda. Después de 7 largos kilómetros llegaremos a Pardos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFichas Técn

     El pueblo de Pardos cuenta con alrededor de 40 casas que luchan día tras día contra el tiempo para poder mantenerse en pie. El sistema constructivo de todas las edificaciones es muy similar en todos los casos. Todas cuentan con un muro de carga perimetral que no siempre está construido de la misma manera, de hecho, en Pardos, hemos detectado tres tipos diferentes de muro en lo que al material respecta.

     El primero y el más humilde, es el que arranca en mampostería de piedra bastarda y termina en muro de tapial, siendo este último una técnica tradicional que consiste en construir muros con tierra del lugar. El segundo tipo de muro y el más abundante, arranca en mampostería de piedra bastarda y continua en muro de ladrillos de adobe.  Finalmente, decir que el tercer y último tipo es el sistema más rico, que cuenta con un muro de carga de mampostería de piedra en su totalidad.

     La estructura interior de las casas y las carpinterías están construidas de madera, al igual que la cubierta, que está siempre acabada en teja cerámica tradicional. Hay que comentar, que en algunas construcciones aparece el ladrillo de manera puntual, pero en la mayoría de los casos, el uso de este material es debido a intervenciones posteriores. Finalmente añadir, que muchas de las casas han sido encaladas interior y exteriormente con cal coloreada con añil, sistema tradicional que abunda en la comunidad autónoma de Aragón.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     La gran mayoría de las casas está en un estado de deterioro muy avanzado. No existe cubierta que no se halla derrumbado ni muro que no amenace con hacerlo. Es posible entrar en alguna de ellas, incluso acceder a los pisos superiores, pudiendo identificar las cuadras y alguna que otra terraza, pero en general el estado de las casas es tan precario que es mejor admirarlas desde el exterior.

     A pesar de que Pardos sea un pueblo de pequeñas dimensiones, hay que destacar que son varios los puntos de interés que nos encontraremos en nuestra visita, demostrando así que en su esplendor fue un pueblo de gran actividad.

     Entramos al pueblo por la parte alta, concretamente por la calle de San Francisco. Una de las primeras casas que nos encontramos albergaba la taberna-tienda del pueblo y lo que más nos llama la atención es su singular fachada. El arranque del muro está construido de mampostería de piedra y el resto de muro de tapial. Es el acabado de la fachada lo que nos llama la atención, debido a que está decorada en su totalidad mediante arcos invertidos, convirtiéndose así en nuestra opinión, en una de las fachadas más especiales del pueblo.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Si continuamos descendiendo por esta misma calle, divisaremos la espadaña de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Antes de llegar a la iglesia, nos encontraremos con la fuente de la carrasca o de los 12 apóstoles. Esta fuente toma este nombre, debido a que cerca de ésta, hay una zona de rocas de las cuales surge una carrasca con 12 ramas. Lo más curioso de esta fuente es que jamás dejó de manar agua y que actualmente es posible beber de ella.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     El acceso a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción no es fácil del todo, ya que la vegetación lo hace prácticamente imposible. Al ser el edificio más importante del pueblo, está construido en su totalidad de piedra, utilizando mampostería en los muros y sillería en los esquinales. Al igual que el resto de los edificios del pueblo, la cubierta es de madera y está acabada en teja tradicional, y por desgracia solamente la mitad se mantiene en pie.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Una vez dentro comprobamos que la diferencia entre el estado de conservación de la zona que aún conserva la cubierta y de la que no, es abismal. La verdad es que es impresionante como en el mismo espacio pueden convivir dos realidades tan distintas.

     Si desde el centro de la iglesia miramos hacia la entrada del templo, solo veremos que esta zona se encuentra totalmente deteriorada y llena de escombros, donde difícilmente se pueden identificar los elementos que la decoraban. En esta zona se situaba el coro, del cual solo quedan los restos de la escalera que daba acceso a esta zona. Inevitablemente, a lo largo del tiempo, este será el aspecto que tendrá la iglesia en su totalidad.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Sin embargo, si miramos al fondo de la iglesia, por muy deteriorado que esté a causa del abandono, el panorama es totalmente diferente. Podemos incluso imaginarnos realmente como fue la iglesia en sus mejores días, debido a que todavía se conservan la mayoría de los elementos, entre los cuales debemos destacar la cúpula y las bóvedas.

     La iglesia contaba con 8 capillas laterales y el altar mayor. Actualmente es posible distinguir 5 de las capillas laterales, el altar mayor y el púlpito. Las paredes y techos aún conservan los colores originarios de la iglesia y muchos de los elementos decorativos siguen cumpliendo su función. En la parte trasera del altar mayor se encontraba la sacristía.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Una vez visitada la iglesia, comenzamos a subir por la Cuesta del Horno con el objetivo de ir a visitar el castillo que se encuentra en lo alto del cerro. En esta cuesta hay una casa que nos llama la atención debido a la decoración de su fachada principal, ya que está totalmente decorada con colores añil y blanco. El muro de carga de esta casa está construido de mampostería de piedra y de ladrillos de adobe. Es posible entrar en su interior, donde descubrimos que el color azul también está presente en el interior. También es posible identificar lo que fue la cuadra de la casa.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Ahora si, ascendemos sin descanso hasta llegar al Castillo de Pardos, o lo que queda de él. Parece ser, que Pardos estaba situado en un lugar estratégico, es por ello que actualmente nos encontramos con los restos de una pequeña torre de mampostería de piedra de origen musulmán que posteriormente fue convertida en palomar.

     Junto a la torre se encuentra la ermita de Santa Catalina, también construida con mampostería de piedra. Todavía se mantiene en pie prácticamente todo el perímetro del edificio con sus correspondientes  contrafuertes. El espacio interior es muy pequeño, y en el centro aún se distingue un arco sujeto por una columna que se resiste a desplomarse. Desde este punto, las vistas de Pardos y su entorno son simplemente espectaculares.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

M. Beldarrain-Calderón

Art.Nº4: La singular Pirámide de los Italianos

     La arquitectura es impredecible por naturaleza. Nos empeñamos en establecer un estilo determinado, en una época determinada; de todos modos nuestro afán por organizarla y clasificarla es en vano, ya que la arquitectura la crea el ser humano, y el ser humano es de todo menos predecible.

     A lo largo de la historia, siempre ha habido edificios que han roto completamente con el estilo que tenían alrededor, edificios que no estaban construidos con el mismo lenguaje que sus coetáneos y que seguramente fueron clasificados como los ‘Bichos raros’ de la época. Posiblemente la persona que los proyectó tenía una clara idea de lo que quería transmitir con su creación, arriesgándose a innovar, incluso a reivindicar su arquitectura atípica.

     Un claro ejemplo de este tipo de arquitectura es La Pirámide de los Italianos situada en el Puerto del Escudo en Burgos. A primera vista, no es fácil entender que hace un edificio de esas características en un entorno rural como lo es el del Puerto del Escudo, y mucho menos saber cuál es la finalidad de dicha construcción. Para poder entender qué demonios pinta una pirámide escalonada de 20 m de altura, rodeada de ganado, en la frontera entre Burgos y Cantabria, nos tenemos que remontar a la Guerra Civil Española, concretamente al 17 de agosto de 1937.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos5- Pirámide de los It

     La pirámide ha sido el símbolo funerario por excelencia. Su construcción, parece a simple vista fácil, ya que responde a un simple apilamiento de bloques de piedra. Sin embargo, la construcción de las pirámides ha sido uno de los grandes misterios de la historia, ya que la ausencia de documentación imposibilitaba conocer los métodos constructivos empleados. Cada uno de los bloques de piedra pesaba alrededor de 2 tn, y teniendo en cuenta los recursos que había en aquella época, hay que destacar que su construcción precisaba de un enorme esfuerzo, habilidad y mucho ingenio, obteniendo como resultado un elemento geométrico con una proporción extraordinaria.

     Dejando de lado el sistema constructivo, hay que decir que la pirámide es un elemento que siempre ha estado ligado al simbolismo, a las matemáticas y a la astrología. Normalmente las cuatro caras estaban orientadas a los cuatro puntos cardinales, y la puerta de entrada se situaba en el este, como evidente simbolismo de su esperanza a una vida nueva.

     Nada tiene que ver la construcción de La Pirámide de los Italianos, con las obras maestras que se construían en la antigüedad, de hecho, esta pirámide, fácilmente podría calificarse como una mera caricatura de las antiguas pirámides. Aunque es cierto que si que se utilizó parte de la simbología que este poliedro representa.

     La pirámide es uno de los mayores símbolos funerarios de la historia y fue muy utilizado por nazis, fascistas y franquistas por su afán de magnificencia y atemporalidad. Es una estética megalómana muy acorde a sus pretensiones políticas y modelo de estado. Esta pirámide la mandó construir Franco para enterrar y conmemorar a los caídos italianos que lucharon en la batalla del Puerto del Escudo durante la Guerra Civil Española el 17 de agosto de 1937.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos5- Pirámide de los It

     El monumento fue erigido por italianos en lo que al diseño y dirección se refiere. Se encuentra en el centro de un prado con forma relativamente circular, sobre una plataforma formada por tres niveles. Es una pirámide escalonada de 20m de altura y una base cuadrada de 10×10 metros. En este caso, los cuatro vértices de la base coinciden con los puntos cardinales, y la puerta está situada al este. La estructura es de hormigón, y los 18 niveles que tiene la pirámide están revestidos mediante un chapado de piedra caliza.

     La puerta de entrada está formada mediante una gran M que no pasa desapercibida. Esta monumental entrada, se diseñó en honor a Benito Mussolini, el responsable de que el Corpo Truppe Volontarie (CTV) ayudara al bando nacional a hacerse con Santander. Encima de la entrada hay una cruz de hierro, que nos da una pista sobre cuál puede ser la función de tan singular edificio. En la cara oeste también hay otra cruz dispuesta de manera simétrica a la anterior.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos5- Pirámide de los It

     La puerta de entrada fue tapiada en los años 70, debido al traslado de los restos de los soldados; pero es posible entrar, ya que se ha abierto un pequeño orificio. Al entrar nos encontramos con una puerta metálica que al atravesarla nos da paso a una única estancia circular rematada con una cúpula esférica que contiene un pequeño óculo que permite la entrada de luz natural.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos5- Pirámide de los It

     Los 360 nichos de los soldados están dispuestos de manera radial y aunque el altar haya desaparecido, es posible ver donde se ubicaba, ya que quedan restos de la base. Por otro lado, hay que decir que bajo este espacio hay una pequeña cripta que contiene 12 nichos más espaciosos, zona privilegiada que se reservó para los oficiales caídos del CTV. Para acceder a este espacio, existen dos trampillas que contenían una escalera metálica, actualmente solo existe una de ellas.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos5- Pirámide de los It

M. Beldarrain-Calderón

Art.Nº3: La Engaña, El Túnel Sin Inaugurar

     Cuando contemplamos una obra finalizada, no somos conscientes de la infraestructura que fue necesaria para poder terminarla. Muchas veces, esa infraestructura, supera en volumen y extensión a la obra en cuestión, llegando a convertirse en una forma de vida, incluso en un hogar, para los que trabajaron año tras año en su construcción. Esa obra, se convertirá en parte de su vida, el problema es que cuando la obra finaliza, toda esa infraestructura pierde el sentido, se queda obsoleta, por lo tanto el siguiente paso consiste en destruirla o simplemente en abandonarla, y dejar que el tiempo haga su trabajo para que nos olvidemos de ella.

     Pero cuando una obra cobra tanta importancia que su infraestructura abarca la construcción de casas, iglesias, escuelas y fábricas entre otras cosas; cuando esa infraestructura ha sido necesaria durante 20 largos años para poder dar cobijo a todo aquel que dedicaba su vida a su construcción, y cuando finalmente la obra se da por finalizada y se toma la decisión de no darle ningún tipo de uso, todo pierde sentido. Nadie podrá recuperar el tiempo que sacrificó en la construcción de una obra que jamás abrirá sus puertas.

     El Túnel de La Engaña recibe su nombre debido a la cercanía con el Río Engaña, y era parte del proyecto del Ferrocarril Santander-Mediterráneo, siendo indudablemente la obra más compleja de todo el trayecto. El objetivo de esta línea ferroviaria era unir el puerto marítimo de Santander con el de Sagunto en Valencia. Gracias a esta nueva línea, las mercancías podrían ser transportadas en pocas horas, a diferencia de la semana que empleaba un barco mercante en cubrir la navegación alrededor de la costa de la Península Ibérica.

     Las obras del Túnel de La Engaña comenzaron en 1941. En esta época, finalizada la Guerra Civil (1936-1939), muchos de los que formaron parte del bando republicano fueron condenados a trabajos forzados. 6976 m excavados durante 20 años por presos políticos obligados a acogerse al programa de Redención de Penas por el trabajo, para reducir la condena y sobre todo para poder mantener a sus familias.

     Para la construcción del túnel se construyeron dos pueblos, uno en cada una de las bocas del túnel. La boca norte se encuentra en Vega de Pas (190 presos) y la boca sur en Pedrosa de Valdeporres (370 presos). El objetivo de estos pueblos, no era únicamente albergar a los presos, sino que desde el régimen de Franco se fomentó la instalación de las familias en el entorno de los penales, con la doble finalidad de reeducarlos ideológicamente y de evitar fugas o conductas rebeldes. Estos pueblos contaban con todo tipo de instalaciones, desde transformadores eléctricos hasta hospederías para los presos.

     El 1959 consiguen conectar las dos bocas, por desgracia, es en ese mismo mes cuando deciden suspender el proyecto. Necesitarán dos años más para terminar de completar el túnel e inmediatamente abandonarlo, ya que jamás se le encontraría utilidad alguna.

     54 años después de su abandono, el túnel y los poblados situados en cada una de las bocas, se encuentran totalmente en ruinas. Es prácticamente imposible imaginarse el aspecto que tenían cuando el túnel aún estaba en construcción, ya que la vegetación es cada vez más espesa. Pero cabe decir que documentándose un poco y acercándose lo suficiente, todavía es posible identificar algunos de los elementos de aquella época.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

BOCA NORTE: VEGA DE PAS

     Antes de llegar a la Boca Norte del Túnel de la Engaña, es necesario hacer un recorrido de unos 4 km. A medida que avanzamos por el trazado proyectado para el uso ferroviario, nos iremos encontrando con las ruinas de los diferentes elementos que completaban la gran obra de este túnel, siempre acompañados del impresionante paisaje del entorno del Puerto de las Estacas de Trueba. Solo recorriendo este trayecto podremos entender la magnitud que abarcaba esta desorbitada obra.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     1- Casas de los Ingenieros: La primera parada de nuestro recorrido es la zona donde se encuentran las antiguas casas destinadas a los ingenieros del proyecto. Nos encontramos con tres casas bifamiliares de arquitectura idéntica, en lo que a distribución y estética se refiere. Las viviendas son muy sencillas y funcionales. Es posible visitar su interior, aunque están totalmente destrozadas, ya que muchas de ellas han sido utilizadas como establo. Una vez en su interior se puede ver dónde estaba la cocina, debido a que los restos de la chimenea son fácilmente visibles. También es posible situar el baño, dado que los azulejos aún permanecen anclados en la pared.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     2- Estación de Yera y Cargadero: Lo extraordinario de estos dos edificios es que para poder llevarlos a cabo se tuvo que construir una plataforma artificial debido a que la ladera no proporcionaba el suficiente espacio para la explanación del terreno. Se creó un muro aligerado con 32 arcos de hormigón que tenían 50m de altura.

     Sobre esta plataforma nos encontramos el cargadero y la estación de Yera. Los dos edificios son rectangulares y es posible acceder al interior. Al igual que las casas de los ingenieros, no solo se encuentran abandonados, sino maltratados. El cargador está construido de hormigón y sin ningún tipo de floritura. En la construcción de la estación sin embargo, se ha utilizado sillería de piedra en el zócalo, en los esquinales y en todos los vanos del edificio. Cuenta con un pequeño pórtico realizado con columnas acabadas en sillería y arcos de medio punto que dan acceso a esta zona. La estación tiene tres pisos, donde el piso superior servía como vivienda para el personal de la estación.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     3- Túneles: Antes de llegar al Túnel de La Engaña tendremos que atravesar cuatro túneles en el siguiente orden: El Morrito (43m), El Morro (263m), El Empeñadiro (130m) y El Majoral (285m). Todos ellos se encuentran en buen estado de conservación, aunque las fugas de agua son cada vez mayores. El interior de los túneles está construido de hormigón y las bocas están revestidas con sillería de piedra.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     4- Hospedería: La hospedería se encuentra antes de atravesar el túnel El Majoral (285m). En este edificio es donde se hospedaban los presos republicanos. El edificio está construido en su totalidad de hormigón y contaba con tres pisos. Las habitaciones se situaban en la planta del sótano y en la planta primera. La planta baja estaba destinada a usos comunes. Es imposible acceder a la planta primera, pero sí que se pueden visitar la planta baja y el sótano.

     En la planta baja, hay un pasillo central sobre el cual se abren las diferentes salas. En algunas se pueden distinguir las cocinas, incluso los lavaderos. Este pasillo distribuidor acaba en un gran espacio presidido por una imponente chimenea. Suponemos que este espacio estaría destinado al comedor, ya que el espacio es muy amplio y los presos eran numerosos.

     Mediante una escalera accedemos a la planta del sótano. Todas las habitaciones disponían de una generosa ventana con vistas al valle. No sabemos cuántos presos compartían cada habitación, pero el espacio de cada una de ellas es reducido.

     A la planta primera se accedía por unas escaleras situadas en el exterior del edificio, y no hay rastro de ellas. Subiendo a la ladera donde se encuentra en depósito de agua, es posible ver la distribución que tenía la planta superior. Había un pasillo central que daba acceso a las diferentes habitaciones. Todas disponían de una ventana, al igual que las habitaciones situadas en el sótano.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     5- Entorno de la Boca Norte: Una vez atravesado el túnel El Majoral (285m), nos encontramos con el molino de piedra. Este molino de gran altura y forma cilíndrica, servía para machacar la piedra obtenida en el interior del túnel. Gracias a este sistema, era posible reutilizar la gran cantidad de escombros que se producían diariamente. Más adelante nos topamos con el  transformador eléctrico que proporcionaba la energía necesaria para poder llevar a cabo la obra. Finalmente, en el lugar más cercano a la boca, nos encontramos con las casas de los jefes de obra. Actualmente la naturaleza se ha hecho con todos estos edificios, pero es posible ver la forma y el tamaño que tenían en su día.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     6- Boca Norte del Túnel de la Engaña: Después de este largo recorrido por fin llegamos a la boca norte de túnel de La Engaña. Nada tiene que ver esta boca con las atravesadas anteriormente en lo que a tamaño y presencia se refiere. Tiene 6.5m de alto y 8 m de ancho, y a simple vista parece estar en buen estado de conservación. La boca está construida con sillería de piedra y en la parte superior tiene gravado el nombre el túnel y la longitud del mismo. También se pueden distinguir dos escudos. A la izquierda nos encontramos con el escudo del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, y a la derecha el escudo de Santander.

     Si nos acercamos más comprobaremos que el buen estado se limita a la boca de sillería, ya que el interior está construido de hormigón y las fugas de agua son impresionantes. No se recomienda atravesarlo, ya que su interior está en estado crítico y en cualquier momento podría haber desprendimientos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

BOCA SUR: PEDROSA DE VALDEPORRES

     Cuando llegamos a la boca sur del túnel de La Engaña, todos los edificios nos resultan familiares. En este caso, a diferencia de la boca norte, todo está situado muy cerca y toda la arquitectura es idéntica a la anterior; mismo orden, misma forma, mismos materiales y misma función.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     1- Casas de los Ingenieros: Al igual que en el recorrido anterior, son los primeros edificios en aparecer. La arquitectura es exactamente igual y también nos encontramos con tres casas bifamiliares muy sencillas y funcionales. Es posible visitar su interior, y distinguir donde se situaban la cocina y el baño, pero están totalmente destrozadas.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     2- Estación de La Engaña y Cargadero: En este caso no ha sido necesario realizar una plataforma artificial para poder ubicar estos dos edificios. Están construidos exactamente en la misma posición y con los mismos materiales que en la boca anterior. Es imposible acceder al cargadero, ya que lo están utilizando como establo. La estación es idéntica a la de Yera, con la diferencia de que las columnas del pórtico no están acabadas en sillería, sino en hormigón visto. Por otro lado, cabe decir, que muchos de los vanos de la planta baja, incluidos tres de los cuatro arcos que dan al pórtico, han sido tapiados para poder utilizar la estación como establo.  Es posible visitar su interior, pero al igual que el resto de los edificios, su estado es ruinoso.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     3- Iglesia: Este edificio solo lo podemos encontrar en esta zona. Es un edificio amplio al cuál se le daban diferentes usos: Iglesia, salón de actos y escuela. Está construido de mampostería de piedra y vanos de ladrillo. Es un espacio diáfano y amplio. También tiene una pequeña torre donde se situaba el campanario que permitía identificar el edificio.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     4- Casas de los obreros libres: En esta zona, había muchas casas para los obreros libres y sus familias. Eran viviendas adosadas, construidas de mampostería de piedra y vanos de ladrillo. Eran abundantes, de manera que constituían un pequeño poblado con alguna que otra calle.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     5- Hospedería: Antes de dirigirnos hacia la boca sur del túnel y su entorno, vamos a continuar por el camino que gira levemente hacía la derecha, dejando la boca sur a la izquierda. Si andamos unos 200m veremos que a la derecha se encuentran las ruinas de varios edificios, edificios que antiguamente correspondían a la hospedería.

     El complejo consta de dos cuerpos centrales situados a cotas diferentes, estando conectados mediante una pequeña escalera. Estos cuerpos centrales tenían doble función, ya que por un lado eran utilizados como zonas comunes, y por otro, servían para acceder a los otros cuatro edificios, dos en la cota superior y dos en la inferior, dispuestos de manera simétrica.

     La puerta principal del complejo está situada en el cuerpo central de la cota inferior. Dos grandes escaleras te llevan a la plataforma donde se encuentra la puerta. Al entrar nos encontramos con un amplio comedor, que contaba con dos chimeneas y cuatro mesas. Las mesas no están, pero estaban construidas en obra y aún se pueden ver los apoyos de ladrillo que sostenían los bancos de madera.

   C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la Engaña.

     Desde este espacio podemos acceder a los dos primeros edificios con habitaciones para los trabajadores. Están dispuestos simétricamente y la distribución es exactamente igual; un pasillo central desde el que se accede a las habitaciones laterales. La dimensión de las habitaciones es minúscula, aunque es cierto que todas cuentan con una ventana. Al final del pasillo nos encontramos con un aseo, actualmente se puede ver donde se situaba el lavabo y donde estaban los inodoros.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la Engaña.

     Si subimos a la cota superior, vemos que en el edificio central había varios lavaderos y una chimenea. Desde este espacio también podemos acceder a otros dos edificios simétricos, los cuales cuentan con salida al exterior. Poco queda en pie en el interior, pero en uno de ellos hay dos chimeneas, que suponemos que corresponderían a las zonas comunes, y parece que también había habitaciones de tamaño más generoso que en la cota inferior. En el otro edificio se puede ver un lavadero más grande que los anteriores. No parece que en este edificio hubiera habitaciones, por lo tanto es posible que en esta zona estuviera la cocina. Para respaldar esta teoría, hay que mencionar que cerca de este edificio hay un gran horno con chimenea incorporada, que posiblemente sería parte de ella.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la Engaña.

     6- Entorno de la Boca Sur: En el entorno cercano de la boca sur, al igual que en el de la boca norte, nos encontramos con el molino de piedra y el transformador eléctrico. Son idénticos a los vistos anteriormente, con la diferencia de que al molino de piedra, se le ha añadido un puesto de vigilancia para poder controlar la zona.  En esta zona, en vez de las casas de los jefes de obra, tenemos la fábrica de material. Hay que tener en cuenta, que España acababa de salir de la guerra, y la fábrica tenía como objetivo no depender de suministros externos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

     7- Boca Sur del Túnel de la Engaña: Las características de esta boca son exactamente iguales que las de la boca norte. Tiene 6.5m de alto, 8 m de ancho y está construida con sillería de piedra. En la parte superior tiene gravado el nombre el túnel y la longitud del mismo. También se pueden distinguir dos escudos. A la izquierda nos encontramos con el escudo del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, y a la derecha, en este caso, el escudo de Burgos. La boca ha sido tapiada por un muro de bloque de hormigón, aunque el acceso está abierto. Las fugas de agua son abundantes y la entrada está totalmente inundada. El estado de deterioro del interior del túnel es muy avanzado. No se recomienda atravesarlo en ningún caso.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Túnel la EngañaF

M. Beldarrain-Calderón

Art.Nº2: Los Hornos de Calcinación de la Mina Catalina

     Cuando vi por primera vez una foto de los hornos de calcinación de la mina Catalina, no tenía ni idea de qué eran y mucho menos de para que servían. La verdad es que me llamaron mucho la atención, tienen una elegancia y una presencia que mucha arquitectura envidiaría. Intuía que era una construcción relacionada con la industria vizcaína, pero poco más. Es por ello que decidí despojarme de la incertidumbre e investigar su origen.

     La industria minera vasca ha tenido una notable importancia en el pasado, sobre todo a partir del último tercio del siglo XIX, ya que la demanda de mineral de hierro vizcaíno aumentó especialmente en esta época para la obtención de acero.

     La zona de las Encartaciones fue por naturaleza rica en hierro, es por ello que a finales del siglo XIX fue una zona próspera en el ámbito de la minería. La explotación del valle de Sopuerta fue muy intensa, como lo demuestran las 20.000.000t de óxidos que se obtuvieron de dicho valle.

     Inicialmente se aprovechaban únicamente los minerales de mayor ley, pero como  todos bien sabemos, la materia prima no dura eternamente. A finales del siglo XIX, el agotamiento de estos minerales obligó a las empresas a empezar a utilizar minerales de menor calidad, entre los cuales se encontraba el carbonato de hierro. El carbonato necesitaba de un tratamiento previo para que su uso en el alto horno fuera rentable, es por ello que se crearon los hornos de calcinación.

     A lo largo del siglo XX, el carbonato de hierro fue de los minerales más abundantes en las minas vizcaínas, y es por ello que los hornos de calcinación se convirtieron en la piedra angular de la minería de la época. Desgraciadamente es necesario añadir que en realidad el uso del horno de calcinación fue el inicio de la decadencia del sector minero.

     Es en este contexto donde se sitúan los hornos de calcinación de la mina Catalina. El carbonato de hierro que se extraía de esta mina situada en el barrio El Alisal de Sopuerta, se calcinaba en el interior de estas dos impresionantes obras para así lograr una materia prima de mayor calidad.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Hornos de Calcinaci

     Los hornos de calcinación de la mina Catalina me han dado dos lecciones que espero no olvidar nunca:

     La primera es que desconocía por completo la importancia que tuvo la minería en Bizkaia. A base de leer e investigar el origen de los hornos de calcinación, he descubierto que estos eran simplemente una de las últimas piezas de un gran imperio como lo fue la minería. La industria minera fue imprescindible en Bizkaia y me avergüenza darme cuenta de que no tenía ni idea. Actualmente está muy de moda no saber de dónde venimos o que fue lo que dio esplendor a la provincia en la que hoy en día vivimos. Otra vez más el ser humano se olvida de lo que fue y lo abandona para simplemente centrarse en lo que será.

     La segunda lección tiene que ver con la arquitectura. Los hornos de calcinación de la mina Catalina son el ejemplo perfecto de que el concepto de la arquitectura se creó por que había una necesidad, es decir, el objetivo principal de la arquitectura es que debe cumplir las necesidades por las cuales se ha decidido construirla.

     Esta arquitectura ha ido evolucionando a lo largo de las décadas en materiales y formas con el único objetivo de ser competente en su sector y sacar el mayor rendimiento. Inicialmente los hornos eran cilíndricos y de mampostería de piedra. Posteriormente se comenzó a construir la cámara de ladrillo y con forma de tronco de cono, es por ello que se le añadieron  grandes anillos metálicos para evitar que la cámara se resquebrajase. Finalmente se les añadió una chimenea para aumentar el tiro de la combustión. Y así una larga lista de cambios que tenían como objetivo optimizar dicho proceso.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Hornos de Calcinaci

     La forma, los materiales, las dimensiones, todo está pensado, todo tiene su explicación, no hay lugar para el ornamento. Nadie perdió el tiempo en pensar si esta arquitectura seria bella o no. Pero décadas de esfuerzo para obtener un proceso de calcinación más eficiente han derivado en una arquitectura bella. Esta arquitectura es un ejemplo a seguir, ya que en los últimos tiempos anteponemos la belleza a la funcionalidad, y si tenemos que sacrificar un espacio para conseguir algo innovador y exclusivo no dudamos en hacerlo.

     Hemos olvidado que el esfuerzo de crear una arquitectura que cumpla dicha necesidad también es capaz de ser bella por sí misma. Sin la necesidad la arquitectura no existiría. En muchas ocasiones perdemos el rumbo y obras como los hornos de calcinación de la mina Catalina son las que nos ayudan a poner los pies en la tierra.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos4- Hornos de Calcinaci

M. Beldarrain-Calderón

Art.Nº1: Los Pueblos Deshabitados del Embalse de Yesa

     Siempre me han llamado mucho la atención los espacios olvidados, esos espacios que en su día fueron creados a raíz de una necesidad; necesidad que con el tiempo desaparece y hace que un espacio inicialmente útil se convierta finalmente en inútil.

     Recorrer estos espacios me hace sentir una enorme nostalgia, a la vez que un punto de emoción al no saber que te encontrarás. Muchas veces, eres capaz de identificar el espacio e imaginarte casi de manera instantánea como fue en sus días de esplendor, también habrá muchos espacios que no identifiques, es probable que sean espacios que en su día se utilizaron para actividades que en tu tiempo ya no existen, y deberás investigar y valerte de la memoria de generaciones anteriores para descubrir y entender cuál era el fin de ese lugar. Es inevitable tratar de imaginarse cómo eran cuando se necesitaban, y qué les llevo a este estado.

     Pero cuando ese espacio olvidado del que hablamos va más allá de una sala o de un edificio, abarcando la superficie de un pueblo, todas las emociones descritas anteriormente se multiplican.

     El embalse de Yesa se encuentra al noroeste de la provincia aragonesa de Zaragoza y al noreste de la Comunidad Foral de Navarra. Se formó con el represamiento del río Aragón, y sus aguas tienen como objetivo el regadío, el abastecimiento de agua y la generación eléctrica. El embalse se inauguró en 1959 y entró en servicio en 1960.

     Para su creación se inundaron 2408 hectáreas de tierras de cultivo, provocando el abandono de tres pueblos: Tiermas, Escó y Ruesta. Una población de alrededor de 1500 personas fue invitada a abandonar su hogar e iniciar una nueva vida en otro lugar. Actualmente estos tres pueblos se encuentran totalmente abandonados y cabe la posibilidad de visitarlos.

Situación

     La villa de Tiermas se encuentra situada en lo alto de una colina, y a pesar de que lleva 50 años abandonada sigue siendo imponente, dando la sensación de estar vigilando desde lo alto todo lo que ocurre en el embalse que le robó la vida.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

     Aunque la naturaleza se haya apoderado prácticamente de todas las calles que componían la villa y la accesibilidad sea nula en la mayoría de ellas, es relativamente fácil llegar a la puerta de la Iglesia Parroquial de San Miguel de Arcángel, y como no, visitar su interior.

 C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

     La cubierta se ha derrumbado casi en su totalidad y la naturaleza se ha apropiado de lo que entonces fue la nave principal de la iglesia. Pero el edificio no se lo está poniendo fácil y muchos de los elementos arquitectónicos siguen en pie, dándonos pistas de la grandeza que tuvo en sus días esta humilde iglesia. Desgraciadamente es imposible subir a la torre del campanario, ya que las escaleras de acceso a esta zona están construidas de madera y actualmente se encuentran en muy mal estado de conservación.

     En el pueblo de Escó la naturaleza ha sido más respetuosa que en el pueblo anterior, ya que es posible recorrerlo en su totalidad de manera cómoda y sin ningún tipo de impedimento. Las calles van ascendiendo a medida que te adentras en la villa, dándote la posibilidad de ver el interior de las casas. Poco queda dentro de ellas, aunque es cierto que alguna aún conserva la cocina.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

   En lo alto del pueblo nos encontramos con la Iglesia de San Miguel, que se encuentra en buen estado de conservación. Cabe mencionar que las vistas del embalse desde este punto del pueblo no tienen desperdicio. En el interior, una intacta escalera de caracol de piedra te da la oportunidad de subir a la torre del campanario.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

     Si seguimos callejeando nos daremos cuenta de que una de las casas cercanas a la iglesia tiene la cubierta arreglada y las puertas cerradas. Es esta la casa siempre mantuvo a Escó con vida, ya que jamás fue deshabitada.

     El último de los pueblos es Ruesta, pueblo que promete muchísimo desde la lejanía, debido al imponente castillo que surge de entre la abundante vegetación.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

  Actualmente se han rehabilitado tres edificios, dando el servicio de dos albergues y una casa de cultura. Desgraciadamente el acceso a las ruinas de Ruesta es totalmente nulo. Por lo tanto debemos conformarnos con ver las torres del castillo desde la lejanía. Es posible acercarse a la Iglesia de Santa María, ya que se encuentra muy cerca de la zona que ha sido rehabilitada hasta el momento, pero no es posible entrar en su interior.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

M. Beldarrain-Calderón