Art.Nº5: Pardos, el Recóndito Pueblo Deshabitado

     La arquitectura y su entorno inevitablemente van dados de la mano, debido a que el entorno juega un papel principal a la hora de percibir la arquitectura. El clima, la orientación, la densidad, la gente, la altura de los edificios colindantes, la hora, la anchura de las calles, la estación del año, el estilo arquitectónico, la vegetación y otros mil factores imposibles de enumerar, contribuyen a la hora de percibirla. La arquitectura es única en cada momento que se admira, ya que cada segundo, los factores cambian, es imposible poder llegar a encontrar dos momentos en los que todos los factores coincidan, en consecuencia, aunque la arquitectura sea la misma y se encuentre en el mismo lugar, la percepción del espectador será siempre distinta.

     En el momento que se toma la decisión de construir un nuevo edificio en un lugar concreto, se da por hecho que ese lugar debe sufrir cambios para albergar un nuevo invitado. Hay arquitectura que respetará el entorno tratando de no ser exageradamente destructiva e integrándose en lo que había antes de su llegada; otra, sin embargo, romperá completamente con su entorno para hacerse notar, ignorando lo que le precedía. Estas decisiones iniciales serán claves para la anteriormente mencionada percepción de la arquitectura.

     Pardos, es un pequeño pueblo deshabitado que parece haberse posado literalmente sobre la orografía. Este pueblo, es un claro ejemplo de la arquitectura que se amolda a su entorno, y esta gran decisión inicial ha jugado un papel indispensable en este precioso conjunto arquitectónico, ya que en este caso, la arquitectura y su entorno son percibidos como un solo elemento.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Para poder llegar a este recóndito pueblo debemos situarnos en el municipio de Acered, y seguir por la carretera A-2507 dirección Cubel. Aproximadamente en el kilometro 5, debemos desviarnos a la derecha tomando una pista de tierra que se encuentra a la par de una pronunciada curva a la izquierda. Después de 7 largos kilómetros llegaremos a Pardos.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFichas Técn

     El pueblo de Pardos cuenta con alrededor de 40 casas que luchan día tras día contra el tiempo para poder mantenerse en pie. El sistema constructivo de todas las edificaciones es muy similar en todos los casos. Todas cuentan con un muro de carga perimetral que no siempre está construido de la misma manera, de hecho, en Pardos, hemos detectado tres tipos diferentes de muro en lo que al material respecta.

     El primero y el más humilde, es el que arranca en mampostería de piedra bastarda y termina en muro de tapial, siendo este último una técnica tradicional que consiste en construir muros con tierra del lugar. El segundo tipo de muro y el más abundante, arranca en mampostería de piedra bastarda y continua en muro de ladrillos de adobe.  Finalmente, decir que el tercer y último tipo es el sistema más rico, que cuenta con un muro de carga de mampostería de piedra en su totalidad.

     La estructura interior de las casas y las carpinterías están construidas de madera, al igual que la cubierta, que está siempre acabada en teja cerámica tradicional. Hay que comentar, que en algunas construcciones aparece el ladrillo de manera puntual, pero en la mayoría de los casos, el uso de este material es debido a intervenciones posteriores. Finalmente añadir, que muchas de las casas han sido encaladas interior y exteriormente con cal coloreada con añil, sistema tradicional que abunda en la comunidad autónoma de Aragón.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     La gran mayoría de las casas está en un estado de deterioro muy avanzado. No existe cubierta que no se halla derrumbado ni muro que no amenace con hacerlo. Es posible entrar en alguna de ellas, incluso acceder a los pisos superiores, pudiendo identificar las cuadras y alguna que otra terraza, pero en general el estado de las casas es tan precario que es mejor admirarlas desde el exterior.

     A pesar de que Pardos sea un pueblo de pequeñas dimensiones, hay que destacar que son varios los puntos de interés que nos encontraremos en nuestra visita, demostrando así que en su esplendor fue un pueblo de gran actividad.

     Entramos al pueblo por la parte alta, concretamente por la calle de San Francisco. Una de las primeras casas que nos encontramos albergaba la taberna-tienda del pueblo y lo que más nos llama la atención es su singular fachada. El arranque del muro está construido de mampostería de piedra y el resto de muro de tapial. Es el acabado de la fachada lo que nos llama la atención, debido a que está decorada en su totalidad mediante arcos invertidos, convirtiéndose así en nuestra opinión, en una de las fachadas más especiales del pueblo.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Si continuamos descendiendo por esta misma calle, divisaremos la espadaña de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Antes de llegar a la iglesia, nos encontraremos con la fuente de la carrasca o de los 12 apóstoles. Esta fuente toma este nombre, debido a que cerca de ésta, hay una zona de rocas de las cuales surge una carrasca con 12 ramas. Lo más curioso de esta fuente es que jamás dejó de manar agua y que actualmente es posible beber de ella.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     El acceso a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción no es fácil del todo, ya que la vegetación lo hace prácticamente imposible. Al ser el edificio más importante del pueblo, está construido en su totalidad de piedra, utilizando mampostería en los muros y sillería en los esquinales. Al igual que el resto de los edificios del pueblo, la cubierta es de madera y está acabada en teja tradicional, y por desgracia solamente la mitad se mantiene en pie.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Una vez dentro comprobamos que la diferencia entre el estado de conservación de la zona que aún conserva la cubierta y de la que no, es abismal. La verdad es que es impresionante como en el mismo espacio pueden convivir dos realidades tan distintas.

     Si desde el centro de la iglesia miramos hacia la entrada del templo, solo veremos que esta zona se encuentra totalmente deteriorada y llena de escombros, donde difícilmente se pueden identificar los elementos que la decoraban. En esta zona se situaba el coro, del cual solo quedan los restos de la escalera que daba acceso a esta zona. Inevitablemente, a lo largo del tiempo, este será el aspecto que tendrá la iglesia en su totalidad.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Sin embargo, si miramos al fondo de la iglesia, por muy deteriorado que esté a causa del abandono, el panorama es totalmente diferente. Podemos incluso imaginarnos realmente como fue la iglesia en sus mejores días, debido a que todavía se conservan la mayoría de los elementos, entre los cuales debemos destacar la cúpula y las bóvedas.

     La iglesia contaba con 8 capillas laterales y el altar mayor. Actualmente es posible distinguir 5 de las capillas laterales, el altar mayor y el púlpito. Las paredes y techos aún conservan los colores originarios de la iglesia y muchos de los elementos decorativos siguen cumpliendo su función. En la parte trasera del altar mayor se encontraba la sacristía.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Una vez visitada la iglesia, comenzamos a subir por la Cuesta del Horno con el objetivo de ir a visitar el castillo que se encuentra en lo alto del cerro. En esta cuesta hay una casa que nos llama la atención debido a la decoración de su fachada principal, ya que está totalmente decorada con colores añil y blanco. El muro de carga de esta casa está construido de mampostería de piedra y de ladrillos de adobe. Es posible entrar en su interior, donde descubrimos que el color azul también está presente en el interior. También es posible identificar lo que fue la cuadra de la casa.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

     Ahora si, ascendemos sin descanso hasta llegar al Castillo de Pardos, o lo que queda de él. Parece ser, que Pardos estaba situado en un lugar estratégico, es por ello que actualmente nos encontramos con los restos de una pequeña torre de mampostería de piedra de origen musulmán que posteriormente fue convertida en palomar.

     Junto a la torre se encuentra la ermita de Santa Catalina, también construida con mampostería de piedra. Todavía se mantiene en pie prácticamente todo el perímetro del edificio con sus correspondientes  contrafuertes. El espacio interior es muy pequeño, y en el centro aún se distingue un arco sujeto por una columna que se resiste a desplomarse. Desde este punto, las vistas de Pardos y su entorno son simplemente espectaculares.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos6- PardosFotografias

M. Beldarrain-Calderón

6 comentarios en “Art.Nº5: Pardos, el Recóndito Pueblo Deshabitado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s