Art.Nº1: Los Pueblos Deshabitados del Embalse de Yesa

     Siempre me han llamado mucho la atención los espacios olvidados, esos espacios que en su día fueron creados a raíz de una necesidad; necesidad que con el tiempo desaparece y hace que un espacio inicialmente útil se convierta finalmente en inútil.

     Recorrer estos espacios me hace sentir una enorme nostalgia, a la vez que un punto de emoción al no saber que te encontrarás. Muchas veces, eres capaz de identificar el espacio e imaginarte casi de manera instantánea como fue en sus días de esplendor, también habrá muchos espacios que no identifiques, es probable que sean espacios que en su día se utilizaron para actividades que en tu tiempo ya no existen, y deberás investigar y valerte de la memoria de generaciones anteriores para descubrir y entender cuál era el fin de ese lugar. Es inevitable tratar de imaginarse cómo eran cuando se necesitaban, y qué les llevo a este estado.

     Pero cuando ese espacio olvidado del que hablamos va más allá de una sala o de un edificio, abarcando la superficie de un pueblo, todas las emociones descritas anteriormente se multiplican.

     El embalse de Yesa se encuentra al noroeste de la provincia aragonesa de Zaragoza y al noreste de la Comunidad Foral de Navarra. Se formó con el represamiento del río Aragón, y sus aguas tienen como objetivo el regadío, el abastecimiento de agua y la generación eléctrica. El embalse se inauguró en 1959 y entró en servicio en 1960.

     Para su creación se inundaron 2408 hectáreas de tierras de cultivo, provocando el abandono de tres pueblos: Tiermas, Escó y Ruesta. Una población de alrededor de 1500 personas fue invitada a abandonar su hogar e iniciar una nueva vida en otro lugar. Actualmente estos tres pueblos se encuentran totalmente abandonados y cabe la posibilidad de visitarlos.

Situación

     La villa de Tiermas se encuentra situada en lo alto de una colina, y a pesar de que lleva 50 años abandonada sigue siendo imponente, dando la sensación de estar vigilando desde lo alto todo lo que ocurre en el embalse que le robó la vida.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

     Aunque la naturaleza se haya apoderado prácticamente de todas las calles que componían la villa y la accesibilidad sea nula en la mayoría de ellas, es relativamente fácil llegar a la puerta de la Iglesia Parroquial de San Miguel de Arcángel, y como no, visitar su interior.

 C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

     La cubierta se ha derrumbado casi en su totalidad y la naturaleza se ha apropiado de lo que entonces fue la nave principal de la iglesia. Pero el edificio no se lo está poniendo fácil y muchos de los elementos arquitectónicos siguen en pie, dándonos pistas de la grandeza que tuvo en sus días esta humilde iglesia. Desgraciadamente es imposible subir a la torre del campanario, ya que las escaleras de acceso a esta zona están construidas de madera y actualmente se encuentran en muy mal estado de conservación.

     En el pueblo de Escó la naturaleza ha sido más respetuosa que en el pueblo anterior, ya que es posible recorrerlo en su totalidad de manera cómoda y sin ningún tipo de impedimento. Las calles van ascendiendo a medida que te adentras en la villa, dándote la posibilidad de ver el interior de las casas. Poco queda dentro de ellas, aunque es cierto que alguna aún conserva la cocina.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

   En lo alto del pueblo nos encontramos con la Iglesia de San Miguel, que se encuentra en buen estado de conservación. Cabe mencionar que las vistas del embalse desde este punto del pueblo no tienen desperdicio. En el interior, una intacta escalera de caracol de piedra te da la oportunidad de subir a la torre del campanario.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

     Si seguimos callejeando nos daremos cuenta de que una de las casas cercanas a la iglesia tiene la cubierta arreglada y las puertas cerradas. Es esta la casa siempre mantuvo a Escó con vida, ya que jamás fue deshabitada.

     El último de los pueblos es Ruesta, pueblo que promete muchísimo desde la lejanía, debido al imponente castillo que surge de entre la abundante vegetación.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

  Actualmente se han rehabilitado tres edificios, dando el servicio de dos albergues y una casa de cultura. Desgraciadamente el acceso a las ruinas de Ruesta es totalmente nulo. Por lo tanto debemos conformarnos con ver las torres del castillo desde la lejanía. Es posible acercarse a la Iglesia de Santa María, ya que se encuentra muy cerca de la zona que ha sido rehabilitada hasta el momento, pero no es posible entrar en su interior.

C:UsersMaiderDesktopASM4- Artículos1- Pueblos abandonados

M. Beldarrain-Calderón

4 comentarios en “Art.Nº1: Los Pueblos Deshabitados del Embalse de Yesa

  1. ¡Qué interesante!¡Gracias por compartir tu aventura! Simple curiosidad…¿pudiste hablar con alguno de los 3 habitantes de Escó? Ellos tendrán una historia impresionante…

    Me gusta

    1. ¡Hola Janire, me alegra que te haya gustado! cuando pasamos cerca de la casa se oía la radio puesta, pero la casa estaba cerrada a cal y canto, y no nos pareció adecuado molestarlos, ya que mucha gente va a visitar el pueblo. Sé que son tres hermanos que se dedican a la ganadería pero poco más. De todos modos si estas interesada hay una Asociación creada por los descendientes de los antiguos habitantes de Escó donde cuentan la historia del pueblo y lo que sufrieron los habitantes. te adjunto la web. http://www.deesco.org/
      ¡Un saludo y gracias!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s